jueves, diciembre 28, 2006

Aleros, tan olvidados y tan necesitados


Al analizar el baloncesto seguimos con detenimiento las actuaciones de los pivots, observamos al detalle la dirección de los bases y, o criticamos, o, de vez en cuando, alabamos las decisiones del entrenador. Buscamos líderes en la pista y suplentes perfectos que cambien las dinámicas del encuentro, pero no nos ponemos de acuerdo, quizás por la diversidad o por las distintas maneras de entender este deporte, en valorar la importancia de un alero, y tal como ha comentado otro de los asiduos de este foro, muchas veces infravaloramos la importancia de los jugadores que ejercen como tal.

El alero quizás no es tan talentoso como un base ni tan contundente como un pivot, pero es la pieza que da o quita el equilibrio en una plantilla de baloncesto. Parafraseando a uno de los popes y actual generador de opinión en el mundo del fútbol como es Jorge Valdano, haré uso del collar de perlas vinculando al fino hilo de seda que las sujeta la importancia que desarrolla un jugador en esa posición.

El alero es el simple hilo comunicante entre los dos vértices como son la dirección y la contundencia, representa a menudo el camino más corto para llegar a la canasta, y quien da sentido al concepto de la columna vertebral en una plantilla de baloncesto. Todo aquel equipo competitivo tiene bien definidas las posiciones de esta columna. En Akasvayu las piezas son Marinovic, San Emeterio, Marc Gasol, o en el Real Madrid son Raul López, Bullock y Felipe Reyes, mientras que el campeón de Europa utiliza a Papaloukas, Vanterpool y Andersen mientras que el presumible futuro campeón, el TAU utiliza a Prigioni, Planinic y Scola como columna vertebral. En esta relación vinculo a Bullock y Planinic, más adelante lo discutiremos.

Quien juega en esa posición sabemos que no tiene ni tanta calidad ni tanta contundencia pero lo sustituye disponiendo de un poco de ambas virtudes. El alero no deja de ser sinónimo de polivalencia y de hacer uso de la multifuncionalidad. Es el primero en recibir el balón del base y casi siempre el mejor colocado en el rebote. Domina tanto el lanzamiento exterior, como el tiro a media distancia como la penetración a canasta. Es el jugador que ha de tener mayor dinamismo en la pista y el jugador que enseguida debe paralizar el contraataque contrario. El que mejor puede atacar pero que en función del equipo se encuentra debe defender aún mejor. Mientras el ataque le acerca con la grada la defensa lo aleja a la misma velocidad, de ahi la controversia que generan algunos y el poco valor entre la afición.

Hacen muchas funciones y dificilmente las hacen bien todas, algunos son especialistas en defensa como Fred House, Carlos Jimenez o De la Fuente cuando era joven, otros en ataque como Lucio Angulo, San Emeterio o Mumbrú, hay otros sin embargo, hacen estas funciones sin ser especialmente aleros especialistas, como Planinic o Bullock, el caso de éste último pese a disponer del físico necesario lo suple con otras virtudes. Mientras hay otros que sin destacar en ambas facetas cumplen a la perfección en ambos aspectos como Sergi Vidal, Roberto Guerra o como Berni Rodriguez. Son estos precisamente los menos valorados por la afición pero necesitados por cualquier equipo, y más cuando hay equipos que carece de aleros interesantes como Pamesa y Barça. Jugadores incomprendidos pero que tanto Katsikaris como Ivanovic mataría por tener alguno de ellos en sus filas.




Foto: En portada Sergi Vidal frente a Berni Rodriguez



Etiquetas:

miércoles, diciembre 27, 2006

Nuevas propuestas para el Eurobasket



Quedan varios meses todavía para celebrar el Eurobasket, ¡y ya comienzan los preparativos! Las televisiones ya negocían con quienes tienen los derechos, Mediapro, mientras la Federación ya está con los preparativos, ACB al margen por supuesto. Quedan por conocer los planes que tiene Pepu Hernández, unos planes que en principio no tienen porque cambiar respecto la última convocatoria pero que con el transcurso de la competición era de esperar que salieran nuevas proposiciones de cara a la selección de baloncesto.

Una vez más, quedan retratados aquellos que auguraban por la gran crisis del baloncesto español, una crisis fomentada por la contratación de jugadores extranjeros que cerraban las puertas a aquellos jugadores jóvenes con necesidad de oportunidades. Nada más lejos de la realidad. Los clubes cada vez son más profesionales y cada plaza que ocupa un jugador se ha convertido en un lujo sólo accesible para los elegidos. De ahí a que aquel jugador nacional que participe en un quinteto inicial sea indiscutible. O por lo menos que no genere dudas.

Han pasado cuatro meses desde el oro de Japón, un tiempo prudencial para ver quien rinde de la misma manera y quien merece tenérsele en cuenta. Jugadores que parecen quedarse estancados o que ejercen un papel diferente de su equipo de procedencia y otros que por juventud, calidad y motivación están dejando en evidencia a los más veteranos. Nuevas propuestas para la selección que suenan en la calle. Mario Fernández, Ricky Rubio, en los bases, Urtasun como escolta, San Emeterio y Carlos Suarez como aleros y Juanjo Triguero como pivot. Unas son propuestas sostenibles y otras son propuestas que carecen de solidez aunque disponen de argumentos para ellos.

Las tres propuestas reales e indiscutibles son en estos momentos Mario Fernández en la dirección, San Emeterio como alero y Triguero en la pintura, ésta última la veo menos factible, puesto que la pintura es lo más equilibrado posible, aunque un quinto pivot no está de más. Mario Fernández debe estar en el europeo porque sinceramente es tan joven y mucho mejor que Sergio Rodríguez, San Emeterio esta muy por encima de la media y además dispone de unas virtudes que no tienen los demás aleros en España. Por lo que se refiere a Triguero, mejora en mucho al hermanísimo, pero ahora mismo no hay nadie que lo discuta, por ser quien es y por como jugar como juega ahora.

Mario Fernández debe sustituir a Sergio Rodríguez. Principalmente porque el puesto de base en la selección española requiere de táctica y talento. El canario de los Blazers tiene mucho talento, tanto como inmadurez, falta de defensa y de lances del juego. Pierde muchas pelotas, es muy arriesgado y no es tan completo como el base del Gran Canaria que le disputa los minutos a todo un Marcus Norris que comienza su declive. Es un director de juego al que no se le debe exigir ni lanzamiento exterior ni tiros de campo. Selecciona muy bien los tiros, mueve bien el balón, pierde pocas posesiones y recupera bastantes. Un base que destaca por su colocación en el rebote largo, casi 5 rebotes por partido en estos momentos, y que como Navarro, es de los que mejor saben forzar las faltas personales a su oponente. A pesar de sus 23 años es toda una garantía.

De San Emeterio daría para todo un artículo. Definitivamente ha explotado. Es el ejemplo que deberían seguir jugadores como Triguero y Urtasun para crecer como jugadores. Aprender en sus equipos luchando por no perder para luego llegar al equipo grande con galones. El librito del Baskonia aplicado en la globalidad. Un librito tan criticado por "el sindicalista" pero que bien haría en recomendar a los jóvenes jugadores. Actualmente es el mejor alero español, muy por delante de Berni Rodriguez, Carlos Jiménez y Mumbrú por ejemplo. Aporta físico, penetración y anotación desde cualquier posición, aunque le falta mejorar un poco el lanzamiento exterior. Sólo un poco. Estas son sus aportaciones para mejorar la selección española.

Juanjo Triguero es otra de las noticias más positivas de esta temporada. El hecho de tener como compañeros a Marcus Fizer y a Kevin Thompson parece haber sido el principal grado de motivación de este jugador tan grande como conflictivo. Si Marc Gasol comporta envergadura, Triguero aporta colocación, intimidación al contrario, mejores opciones de tiro, y la misma capacidad reboteadora que el hermanísimo. Si se clasifica con su equipo para la fase final de la Copa del Rey no descartaría que tuviera opciones en el draft este año, pero den por seguro que si su equipo se clasifica para play offs el año que viene estará en un grande. Podría ir al Baskonia, Pamesa, Unicaja y Barça.

Las propuestas menos sólidas son en primer lugar Ricky Rubio, principalmente porque se está adaptando a la élite, segundo porque no está jugando ni de base, ni de escolta. Juega para molestar a su contrario, lo que va bien para su formación, puesto que tácticamente es un privilegio. No comete apenas faltas personales pese a su intensa defensa y podría considerarse a su edad una propuesta real, pero, y enlazando con el tercer motivo, que carece de veteranía.

Txemi Urtasun es otra de las propuestas de la ACB que carece de momento por ahora. Su plaza está ocupada por Navarro y Rudy, una plaza totalmente inmejorable en estos momentos y que no le queda más remedio que progresar en el Bruesa para ir a parar a un equipo grande. No le queda otra salida. Aspirar a la selección ahora mismo me parece algo utópico. Y lo mismo equivale a Carlos Suarez, cuya primera temporada post-Jiménez está discurriendo de manera mucho más paulatina de lo que se pensaba. Puede ser un intento de protección al jugador puesto que la sombra de Carlos Jimenez es muy alargada, por ello tendrá su momento la temporada que viene de cara a aspirar a los Juegos Olímpicos de Pekin. Quizás con el lejano oriente como horizonte éstas últimas opciones sean consideradas como indiscutibles, de momento quédense con las perlas de Gran Canaria, Polaris y Akasvayu.




Foto: En portada, el espectacular tapón de Triguero a Fran Vázquez, cortesía del Blog de Juan Carlos



Etiquetas: ,

domingo, diciembre 24, 2006

Cuestión de imagen


Dos partidos y cuatro equipos que nos ofrecieron algo más alla que un intercambio de canastas. Sensaciones e imagenes contrariadas. Unos equipos que trabajan y tienen aprendida la lección mientras otros no demuestran el tiempo ni la cantidad de entrenos que llevan a sus espaldas. Dos victorias para unos y dos derrotas para otros, no hay término medio, pero unos demuestran algo más que un intercambio de canastas, el baloncesto como un juego colectivo, donde se habla, se discute, se corrigen posiciones y se ayuda al compañero en la defensa. Ayer en el partido del Akasvayu frente al Real Madrid y en el de la Penya contra el Barça se vió el baloncesto más intenso de la temporada.

El partido disputado en Fontajau se podría situar entre los cinco mejores encuentros de esta temporada en la ACB. Dos equipos a imagen y semejanza del calendario, es decir, maduros, con pocos errores y muchas virtudes. Dos plantillas que comienzan con un nuevo entrenador y con varias novedades respecto la anterior campaña. Tres meses ha sido el tiempo prudencial para que las propuestas que defienden hayan podido crecer de manera proporcional, llegando al partido de ayer en el mejor momento de forma para ofrecer un choque duro, intenso, igualado y emocionante. Tres meses han bastado para asentar los ejes de cada equipo, por un lado Raul López, Bullock y Felipe Reyes frente a Marinovic, San Emeterio y Gasol. Y que ganó quien mejor anuló las virtudes del contrario.

Ganó Akasvayu por apenas tres puntos. Lo que unos vinculan esta victoria al rebote yo la resumo en que Pesic pudo controlar la columna contraria. Ausente Raúl López, Bullock fue el que llevó el peso del equipo. Como casi siempre que se le necesita, Bullock se encuentra en los momentos importantes, tanto para reivindicarse como para diluirse. Ayer respondió cuando se le necesitaba a pesar de tener una de las parejas de baile más feas del campeonato, Marinovic. Y ambos decidieron no anularse. Marinovic hizo 19 puntos mientras que Bullock anotó 22. El partido no iba con ellos y decidieron que tanto uno como el otro disfrutaran del choque. El partido no iba con ellos sino más bien con la dirección y la pintura. Los vertices del eje.

El Real Madrid evidenció lo que a muchos equipos le ocurren. Si sólo tienen dos bases se arriesgan en cuanto haya una lesión a perder parte del estilo que les caracteriza. No es un problema particular sino generalizado en toda la ACB. Los griegos, competitivos donde los haya, disponen de hasta cuatro bases en su plantilla para salvar los problemas que puedan aparecer en una larga temporada con tantos partidos. Ayer Tunceri estuvo en pista 33 minutos, pero el Real Madrid perdió el sentido colectivo cuando fue sustituido por Marko Thomas que jugó 7, y se demuestró una de las leyes no escritas de este deporte, un escolta nunca puede jugar de base mientras que un buen base puede jugar donde le de la gana. Frente a equipos pequeños no notaran este problema pero ante rivales de similar tamaño como Akasvayu o TAU les puede pasar factura.

El otro vertice del eje donde se basó el partido fue en la pintura. En particular Felipe Reyes. No importó que anotara 22 puntos. En un partido a 80 puntos no importa que un pivot enceste 8 canastas de 9 intentos, sino que sólo capturó 2 rebotes cuando normalmente o captura 8 y permite que sus compañeros capturen 3 por su colocación. El resto de pivots, Varda y Hervelle sólo capturaron 5 en total. Todo ello posibilitado por el trabajo sucio de Darryl Middleton, contratado para partidos trabados como este, y por la veteranía de Fucka. Ambos fueron unos perfectos escuderos de Marc Gasol que cumplió a la perfección su rol en este equipo, anotar y capturar, para defender ya están los otros. Los vertices del contrario desaparecieron del partido, un partido al gusto de Pesic, un partido que se ganó por estos detalles. Unos detalles que el Barça de Ivanovic no tiene ni por asomo.

Y es que lo del Barça de Ivanovic no tiene justificación posible. Es lamentable, penosa y patética la situación. Se puede argumentar los pocos días para preparar el encuentro, no es lo mismo preparar un partido sin moverse de Badalona como es el caso de la Penya a tener que ir a Treviso y dos días después tener que disputar un partido a domicilio. Pero no es justificable. Kantinu habla de empanada, yo hablo de dejadez. No puede ser que un equipo de 22 millones no juegue a nada. Sólo a intercambiar canastas. Ojalá el problema sea Kasun o Fran Vázquez, pero lo cierto es que sin ellos el rapapolvo sería más serio. Esa es la realidad. Aunque el rival de ayer tenía muchos menos centímetros que la plantilla del Barça, el problema de ayer fue el perímetro. No puede ser que Kasun o Fran Vázquez o Marconato deban cerrar el rebote largo. No puede ser que los pivots estén más pendiente del exterior que de estar debajo del aro. Son altos pero no son máquinas y el desajuste es muy evidente. No hay equipo, no hay plantilla, no hay sistema y no hay soluciones.

Mucho vedettismo y poco trabajo. No puede ser que un crio de 16 años anule completamente al supuesto mejor jugador de Europa y al mejor base del continente. No me lo creo. No puede ser que un chico a su edad sacara de quicio a Lakovic, 1 punto y de tiro libre, 4 pérdidas y 0 de 5 en tiros de campo. Me lo dicen a principio de temporada y no me lo creo.

Por supuesto se hicieron cosas bien. Poner a Kakiouzis de alero, pero por las circunstancias éste estuvo más pendiente de secar a Rudy 2 de 12 en lanzamientos que de otra cosa. Que entre Marconato y Kasun se encargaran de anular a Robert Archibald, y que pese a la imagen lamentable que dió el Barça sólo se perdiera de 6 puntos. Pero el vedettismo traiciona a este equipo y un servidor le gustaría conocer a que se dedican entre semana, qué les manda Ivanovic hacer en los entrenos, que tácticas ensayan, puesto que un servidor sólo ha visto una jugada ensayada en toda la temporada y tiene como destino el lanzamiento de Basile. No se juega para los pivots. Todavían no se aprecían picks & rolls ni una puñetera asistencia a los hombres altos.

No puede ser que después de tres meses, el rival aún continúe teniendo segundas opciones de tiro. Los 23 rebotes ofensivos del equipo contrario no los concede ni el Bruesa ni el Grupo Capitol ni el Vive Menorca. Es vergonzoso y de vergüenza ajena los planteamientos en pista del Barça. Y el mejor correctivo para este equipo no debe ser entrar en la Copa por la puerta de atrás, sino más bien caer eliminado. Algunos así sabrán donde se encuentran y deciden de una vez cambiarse el traje escotado de bailarina por el de la fontanería.


Etiquetas: , , , ,

viernes, diciembre 22, 2006

Cabaret en Treviso


Un sueño o más bien una pesadilla, pero lo que acontece en el Barça no debería ajustarse a la realidad. Ayer se vió de largo el peor partido de la temporada, y definitivamente se cumple la ley no escrita de que todo lo que va mal tiende a ir a peor. Una pesadilla inimaginable a principios de la temporada, y que ayer continuó en Treviso.

Se puede hablar de árbitros, pero en estas situaciones el Barça no merece beneficiarse de la duda arbitral. Ayer jugó mal ante un rival mucho peor. Irreconocible el campeón de la Lega, que venía de perder en casa ante el el Capo d'Artuolo, un rival que no juega a nada, simplemente a trabar los partidos. O lo que es lo mismo, juegan de manera similar al Bruesa pero siendo un rival de suma grandeza. Con Angelo Gigli, con Marcus Goree, con Marco Mordente. Una idea respetable, pero un concepto de juego de equipo pequeño. Y que perdió en casa contra otro equipo de similar concepto, el Eldo Napoli. Cuya calidad ya la vimos en el Palau.

No me vale la excusa arbitral del último segundo porque sería esconder la realidad. Una realidad que viene marcada por la ausencia de un proyecto, la falta de una idea de baloncesto y la carencia de carácter para saber jugar partidos con el mono de trabajo. El Barça juega como una bailarina de cabaret en medio de una taverna primitiva. Busca seducir en el lugar menos adecuado y acaba siendo forzada y humillada. Una bailarina de cabaret sin clase para seducir manteniendo la distancia, una bailarina necesitada de demostrar su categoria pero lo único que demuestra es su desesperación por agradar.

La excusa arbitral puede utilizarse en un equipo que antetodo pone su dignidad. Cuando hace bien su trabajo y cuando realmente hace méritos para alzarse con la victoria. Ayer no fue así, perdieron por falta de concentración, por jugar a un baloncesto impropio en una plaza como la italiana y pensando más en el encuentro frente a la Penya. Perdieron en Treviso pero perderán en Badalona.

Perderan en Badalona porque se medirán a un equipo que juega de la misma manera desde hace dos temporadas. Y sufriendo las mismas bajas y contratadas las mismas altas que su rival. Perdieron a Mumbrú, Holcomb y Anagonye y contrataron a Laviña, Gaines, Drew Sullivan y Dueñas. Por su contra el Barça echó a Shammond Williams, Fucka y Gasol mientras que se contrataron, como sabemos, a Lakovic, Ukic, Kasun y Fran Vázquez. La diferencia entre un equipo y otro es que después de tres meses las piezas nuevas de la Penya ya saben a lo que juegan mientras que en el Barça, Lakovic, y sólo por aristocracia, está rindiendo como se esperaba. Ni Vázquez, ni Kasun, ni Ukic tienen ni idea de lo que quiere el entrenador. Porque el entrenador cada día cambia de parecer.

Mientras Aíto se puede permitir la frivolidad de dar minutos a un cadete. Ivanovic infravalora los fichajes que Savic, erróneamente o no, le contrata. Bien porque Ivanovic pide una mesa de roble y Savic le trae una de camping o bien porque Ivanovic a una mesa de camping la utiliza de la misma manera que a una mesa de roble, la realidad es que no se está sacando rendimiento a las posibilidades de lo que se dispone. Han pasado tres meses y la provisionalidad continúa, las derrotas son similares a las de la temporada pasada, y lo peor de todo es que no hay sintomas de mejoría pese a disponer del presupuesto más alto de Europa. Esto durará hasta que Ivanovic se resigne a reconocer que tiene una mesa de camping, y en vez de situarla en el parquet no tendrá más remedio que dejarla arrinconada en los trasteros del Palau. Como a la bailarina de cabaret.



Etiquetas: ,

jueves, diciembre 21, 2006

Marconato vuelve a casa por Navidad


Treviso. Mundialmente conocida por ser la ciudad donde un joven de 20 años vendió la bicicleta de su hermano para comprar una tejedora a su hermana y vender sus jerseys de colores a una población hastiada de vestir con colores sobrios, al dictado de la moda italiana. La Italia de la postguerra y post-fascista. Ese intento años más tarde se convertiría en una de las empresas textiles más importantes del mundo, Benetton, dando el salto cualitativo en los años 90 con fabulosas campañas de imagen, algunas polémicas y otras quizas interesantes. Una de ellas es el equipo de hoy el Pallacanestro Treviso.

Para comprender el efecto de la Benetton de Treviso podríamos definirlo como la campaña de imagen antecesora quince años atrás de lo que es hoy por ejemplo Akasvayu Girona. Una empresa buscaba una mejora de imagen y hacer más estrecha su relación con sus vecinos de Treviso. Devolver a la ciudad dinero para fines sociales y deportivos. De ahí a la esponsorización deportiva. Adquirieron el club Pallacanestro Treviso y el de Rugby, deportes muy populares en esta población de 150.000 personas, y se decidieron a formar plantillas competitivas tanto en Italia como para competir en Europa.

Hablar de la Benetton es hablar de uno de los imperios económicos más importantes de Italia. No sólo en el téxtil. Son inversores de Autostrade, la concesionaria de autopistas que casi ultima una fusión con la Abertis cuyo consejero delegado es el mismo Salvador Alemany, de medios de comunicación, latifundistas en Argentina, todo dirigido desde su centro de operaciones de Vila Minelli, todo un imperio valorado como una de las grandes fortunas según Forbes. Y no sería la primera vez que un imperio económico hace uso del deporte para adquirir mayor notoriedad.

Benetton adquirió como símbolo deportivo el Pallacanestro de Treviso en 1991. Un equipo mediano que ni de lejos soñaba con aspirar a ser un grande de Europa. Pusieron dinero y grandes jugadores, todos vestidos con el color corporativo de la empresa y dispuestos a ganar títulos. Con grandes entrenadores como Mike D'Anthony, Zelko Obradovic o Ettore Messina, o grandes jugadores que crecieron de manera proporcional a la institución, como Riccardo Pittis, Jorge Garbajosa o el mismo Dennis Marconato, actualmente en el Barça.

De la Benetton ya tratamos en el partido de ida, y la situación no ha cambiado, son quintos en la Lega con 7 victorias y 5 derrotas, perdiendo su último partido este pasado domingo frente al Capo d'Artuolo. El equipo ha cambiado sensiblemente, como era de esperar, Angelo Gigli ha ido adquiriendo mayor presencia en pista formando pareja con Marcus Goree. Aunque le falta mayor envergadura. Puede ser un partido para que Kasun coja confianza y demuestre su superioridad. Veremos a ver que pasa. El último partido de Euroliga jugado en el Palla Verde lo perdieron frente al Eldo Napoli. Veremos a ver que pasa. Ivanovic ha puesto mucho empeño en este partido pero de aquí dos días se la juega en Badalona, no ante un rival directo, ya apuntamos que sería el Fuenlabrada el rival a seguir, pero una derrota pondría muy complicadas las cosas. Por lo que, a ser posible, lo preferible sería encarrilar el encuentro lo antes posible y reservar a Lakovic y Navarro lo máximo posible. Recordemos que la Penya con tres días de descanso siempre ha ganado su partido siguiente en la ACB mientras que el Barça con sólo dos días entre partido a partido tiene muchísimos números de perder.





Etiquetas: ,

Otro adultolescente que abandona la inocencia



Hace apenas unas semanas Ricky Rubio cumplía 16 años mientras se situaba entre la inocencia y la perversión típica de la adolescencia. Hace unos días tratamos sobre Nihad Djedovic y rescatamos el término de la adultolescencia. Ayer vimos a un adolescente dar pasos de gigante dentro del crecimiento del deportista. En el baloncesto hay dos caminos para progresar, uno de ellos es el de anotar puntos y capturar el mayor número de rebotes. El esteorotipo americano Mr 20-10. El otro camino nos lo viene enseñando Pablo Prigioni con el TAU Baskonia y que tiene dos alumnos aventajados, Mario Fernández del Gran Canaria y el mismo Ricky Rubio de la Penya.

Es cierto que en el baloncesto gana quién mas puntos anota. Pero el simple hecho de anotar como el principal argumento en los encuentros ofrecería lecturas simples y planas. Ante todo el baloncesto es un deporte de como mínimo cuarenta minutos donde participan cinco jugadores en pista pero que normalmente participan entre nueve o diez jugadores por equipo. Ante tantos participantes sería totalmente banal que todos se dedicaran a hacer la misma función, mientras que aquel equipo que disponga jugadores que ejerzan diversas funciones con suma brillantez pueden ofrecer un juego con un absoluto equilibrio y una pluralidad de recursos. El futuro del baloncesto se centrará más en la pluralidad y en la polivalencia de los jugadores que no en lo singular.

Hablo de Ricky Rubio porque ayer dió una exhibición. Tratamos de un proyecto todavía, o una promesa como ustedes quieran. Pero se trata de algo sólido y no de una quimera. Físicamente es un tanto obvio que, actualmente, no debería jugar en la ACB ni en ninguna competición en la élite europea, pero mentalmente estamos hablando de un jugador totalmente capacitado, tanto por inteligencia como por mentalidad. E incluso más capacitado que otros que deambulan sin éxito en la ACB y con mayor nombre. Todavía es un jugador endeble, se mide a jugadores muscularmente más desarrolados y le impide mostrar su calidad. Por eso es una temeridad situarle como base ya que no garantiza la transición ofensiva. Es mejor situarle de escolta y que aprenda al lado de Elmer Benett o Marcelinho Huertas. Que aprenda sobretodo a sobreponerse, tal como dijo brillantemente Chichi Creus, a botar con la mano izquierda, puesto que no todos los bases rivales le daran el metro necesario para botar con su mano derecha. Cuando aprenda ello la Penya puede tener un excelente base, hasta el momento simplemente un buen escolta y un excelente defensor.

Ante esta dificultad el jugador lo suple con otras virtudes. Defensa, movilidad, posicionamiento y mucha disciplina. Actualmente ejerce de perro de presa constante. Un papel similar al de Fred House en el TAU o Victor Sada en el Akasvayu, o al que debería hacer Carlos Cabezas en el Unicaja en vez de liderar a su equipo. Un papel huérfano en el Barça. A pesar de su poca envergadura su defensa se puede definir como de las mejores en la competición. Incluso mucho mejor que cualquier jugador del Barça en estos momentos. Arriesga mucho en los marcajes pero dificilmente le penalizan con faltas personales porque sabe posicionar bien su cuerpo para evitarlo. Hace muchas ayudas a los defensores facilitando los dos contra uno que fueron una auténtica sodomia a los jugadores de Scariolo. Por su edad tiene una ventaja respecto a los demás, su agilidad y voluntad. Corre mucho, algo que no se ve muchas veces en el baloncesto, un deporte que muchos defienden y atacan caminando.

Pese a la notoriedad de sus actuaciones, tratamos de un jugador sumamente disciplinado. Pese a tener opciones claras de tiro prefiere ceder la asistencia al compañero. Solo hizo 3 lanzamientos, un triple que lo convirtió con mucha concentración y otro más bien forzado, y una penetración a canasta que por su físico es sencillo provocarle un desequilibrio en el cuerpo. Nada más. Por lo visto tiene prohibidísimo anotar hasta que no esté totalmente habituado al ritmo de los encuentros en la élite. Pero no importa. Aporta mucho a su equipo en todas las facetas, la defensiva, la ofensiva y la táctica en definitiva. Un jugador que aporta frescura y algo más que simples canastas y rebotes. Más bien algo más entretenido.




Etiquetas:

miércoles, diciembre 20, 2006

El sentido de la camorrería



Ayer por la tarde el Real Madrid jugaba un encuentro importante frente al Estrella Roja de Belgrado. Un partido importante puesto que los madridistas sucumbieron en Serbia y necesitaban la victoria para ganar. Y a poder ser con el basket average favorable ya que perdieron de 19. El Real Madrid demostró que en su pista es intratable y más ante equipos de segundo o tercer nivel europeo como son actualmente los equipos balcánicos. Ganaron por 84 a 58. Un partido en el que se destacó Marko Tomas pero que se recordará por un hecho reprobable. El cabezazo del cabezón.La agresión de Felipe Reyes a Pero Antic del Estrella Roja.

Los aficionados baskonistas sienten una especial animadversión hacia él. Lo que no implica que sea un mal jugador puesto que encarna unos valores al que todo aficionado le gustaría que tuvieran los jugadores de su equipo. Felipe Reyes es todo entrega, superación de sus limitaciones y liderazgo, pero también significa camorrería. Lo que tanto el cordovés criticó a Luis Scola el pasado verano calificándolo del jugador más sucio al que se habría enfrentado. Pues ayer Felipe Reyes volvió a retratarse al agreder a un rival. Y que yo recuerde Scola nunca ha agredido intencionadamente al contrario. Ni mucho menos sancionado.

No es la primera vez que Felipe Reyes actúa de esta manera. En concreto en Illumbe ya reaccionó así frente a un jugador del Bruesa. Puede ser reprobable pero jugadores con sentido claro de la camorrería, siempre bien entendida por supuesto, son necesarios para una mayor complicidad con la grada. Jugadores como Scola, Nocioni o Prigioni hacen un buen uso de ello y ello provoca que el TAU haya sido un equipo a tener en cuenta. Si el Barça tuviera algún jugador con este carácter lo cierto es que funcionaría mucho mejor que ahora. Lo criticable en sí no es que el jugador muestre intensidad en los choques, sino más bien acusar al contrario como lo hizo Felipe Reyes a Scola. Un hecho poco profesional calificar el modo de juego de un compañero de profesión, pero más aún cuando se trata de un jugador que precisamente también juega al límite del reglamento de este juego.

No con ello defiendo las agresiones en el baloncesto. Sino la camorrería bien entendida, en clave deportiva. No se debería entender, ni mezclar, ni confundir ni comparar la camorrería con la violencia gratuita hasta tal punto. Esta semana hemos asistido por ejemplo en la NBA a una auténtica batalla campal entre Denver Nuggets y New York Knicks con Carmelo Anthony y Nate Robinson como principales protagonistas. No es la primera vez que ocurre, ya ocurrió en Indiana en el partido de los Pacers y los Pistons con Stephen Jackson y Ron Artest con la grada de por medio. Lo nunca visto hasta ahora. La camorrería tiene como fondo el sentido deportivo del progreso y de ser mejor que el contrario, la violencia en sí rompe con los valores de cualquier actividad cultural, la camorrería sin leyes. Y en el baloncesto las hay aunque no estén escritas, por eso la violencia no tiene cabida en ella. Por ello Scola permanece en la pista hasta que las faltas personales se lo impiden y por eso Felipe Reyes o Carmelo Anthony, tal como vimos con Ron Artest se pasarán jornadas fuera de la cancha de juego.



La batalla de Indiana, un espejo para comparar la del Madison Square Garden

La batalla del Madison Square Garden en el Blog de la redacción de baloncesto del Diario As




Foto: En portada impresionante foto la que nos ofrece el Diario Marca sobre la agresión.



Etiquetas:

martes, diciembre 19, 2006

El precio de jugar competiciones europeas


Esta es la última jornada de competiciones europeas por motivo del parón navideño. Unas fechas en las que la temporada pasada se celebraron varios partidos por estas fechas mientras que actualmente parece ser que sólo jugaran un partido por semana. Lo que pareció un acierto de la ACB la temporada pasada parece ser que a los deportistas no les hizo nada de gracia. De ahí ese cambio.

Haciendo un repaso sobre las trayectorias de los equipos de Euroliga, y a excepción del TAU, todos muestran una trayectoria un tanto irregular, tanto Barça, como la Penya, como el Unicaja se resienten de los encuentros intersemanales. La Penya se muestra con mayor irregularidad mientras tanto Barça como Unicaja por curiosas coincidencias concentran sus victorias en unas coincidencias bastante curiosas.

La Penya está claramente sufriendo su primer año en la Euroliga. Unos argumentaran que la temporada pasada aguantaron el tipo con la copa FIBA, mientras yo opino que pese a que los desplazamientos si que son más largos puesto que siempre jugaban contra paises del Este, la intensidad de los encuentros era totalmente inferior a la que tienen que afrontar en esta temporada. Y más en el teórico grupo de la muerte, frente a Panathinaikos, Maccabi, Unicaja y Lottomatica. En el periodo en el que la Penya se alterna con la Euroliga ha sumado en la ACB 3 victorias por 5 derrotas. Dos de estas victorias han sido en el Olímpic de Badalona frente a Fuenlabrada y el Etosa mientras la única victoria a domicilio fue frente al Grupo Capitol Valladolid. Se da la circunstancias que estas victorias se producen cuando la Penya tiene tres días o más para preparar los partidos, en caso contrario siempre pierden, véase esta jornada pasada frente al Gran Canaria o al Unicaja, ambos partidos jugados en sábado y sólo dos días entre un encuentro y otro.

Unicaja en este periodo ha sumado cuatro victorias, de las que tres corresponden a partidos en el Martín Carpena coincidiendo con partidos de Euroliga celebrados en su propia cancha. La otra victoria que ha sumado Unicaja fue a domicilio y habiendo disputado su encuentro de Euroliga en Zagreb frente a la Cibona pero Unicaja se benefició de enfrentarse también al Grupo Capitol Valladolid y anotarse su única victoria a domicilio en este periodo.

El Barça curiosamente en este periodo ha sumado 5 victorias de 8 encuentros. Ha sumado más victorias pero cuatro de ellas coinciden con disputar su partido de Euroliga en el Palau. Todas las jornadas en las que el Barça ha jugado fuera del Palau encuentros de Euroliga ha perdido el partido siguiente en la ACB. A esto se le ha de añadir la dificultad del Barça para alternar partidos dos días despues de disputar la competición europea. El dato es incuestionable, 4 de los 5 partidos que el Barça ha jugado el sabado, habiendo disputado su encuentro el jueves, los ha perdido. Estudiantes, TAU, Real Madrid y Unicaja. En el caso del Estudiantes no hubo competición europea pero el Barça disputó dos días antes el encuentro frente al Pamesa en el Palau.

En el caso del Real Madrid en la ULEB es similar. Intratable en la ACB, 3 de sus 4 desplazamientos a Europa han significado derrota segura, sólo han ganado al Paok de Salónica en la Copa ULEB, perdiendo frente al Estrella Roja, Eiffels Towers y el Unics Kazan. Y estamos hablando de una competición mucho menor. Hay también excepciones, en este caso el TAU, que sólo ha perdido 2 partidos de 16, frente al Olympiakos y al Caja San Fernando precisamente a domicilio. Hay que tener en cuenta que el TAU rara vez juega los jueves en Euroliga, jugando casi siempre el miércoles. El Barça ha jugado los miercoles dos veces la Euroliga, frente al Pau la primera jornada y frente al CSKA hace apenas unas semanas, curiosamente fuera del Palau. En ambos casos el Barça ganó su partido posterior en la ACB, contra Akasvayu y contra el Caja San Fernando, equipos que están por encima del Barça y se han mostrado mucho más sólidos. Quizás sea interesante jugar los miércoles, porque visto lo visto no veo muy factible medirse cada semana contra el Grupo Capitol para no sufrir las consecuencias de jugar en Europa.



Etiquetas: , , , ,

lunes, diciembre 18, 2006

En el baloncesto los entrenadores también juegan


No suelen jugar, no anotan los puntos decisivos, pero sus decisiones son o bien cuestionadas o bien alabadas por la crítica. No solo en esta jornada sino como tónica en la competición y en cada partido podemos observar la importancia de cada entrenador en cada proyecto que dirige. Apuestas de los dirigentes para la dirección de sus plantillas, apuestas que o bien son fallidas o bien perduran en el tiempo, mientras otras comienzan a asentarse en sus clubes. Hay casos diversos, Aíto en la Penya, Joan Plaza en el Real Madrid, o Fotsis Katsikaris en el Pamesa. Tres entrenadores distintos, uno veterano que ha visto, ha entrenado y ha formado a varias generaciones de jugadores, otro ha debutado esta temporada y ha conseguido mantener un estilo propio de juego, otro es una apuesta acertada en un club que ha cambiado un exagerado olor a putrefacción por todos los costados a un aroma mentolado, fresco y desenfadado. Tres entrenadores distintos, tres entrenadores de éxito y como no, tres sellos de juego.

De Aíto ya comentamos en su día que era la piedra angular del proyecto que dirige Jordi Villacampa desde los despachos. Se trata de un entrenador de suma autoridad y poco tolerante a las actitudes individualistas de las estrellas. Se le recuerda por su enfrentamiento impopular con Nacho Solozábal, de ser el responsable directo de la construcción de un Barça muy competitivo que trasladó el bipolarismo futbolero en el baloncesto, de sentar a todo un Arturas Karnisovas que estaba a punto de pulverizar un récord histórico de triples en la ACB y de ser el entrenador que dió alas a Juan Carlos Navarro y Pau Gasol.

Aíto actualmente en apenas dos temporadas ha hecho crecer a un equipo entorno a un joven jugador como Rudy Fernández, que con apenas 22 años está viviendo su consagración en la élite, de mientras está construyendo, y puliendo, al pilar del futuro con apenas 16 años como es Ricky Rubio. Siempre he reconocido de Aíto su estilo y su libreto desfasado, pero también que se resiste al paso del tiempo, y que ha sabido construir propuestas muy interesantes en el baloncesto español.

De Joan Plaza se sabían pocas cosas. Ex-funcionario de prisiones que se dedicaba a escribir cuentos infantiles mientras en sus ratos libres alternaba su trabajo con los entrenamientos en equipos inferiores en la Penya hasta que Manel Comas le permitió formar parte de su staff y Aíto lo integrara como segundo técnico hace tres temporadas. Su trabajo silencioso provocó que el otrora rival del entrenador de la Penya, Malkjovic, le ofreciera ser su segundo entrenador. En apenas cinco temporadas de funcionario de prisiones a entrenar al Real Madrid de baloncesto. Y con 41 años.

El mérito de Joan Plaza no es el de situar un equipo, no putrefacto pero si rancio, como líder de la ACB. Sino que en apenas tres meses y con nula experiencia en la dirección de equipos de la élite haya sabido imponer un sello propio. Y más en un equipo plagado de figuras importantes, de difíciles personalidades estancado en la mediocridad de la temporada pasada. Un hecho atípico sin apenas experiencia ni palmares como jugador de baloncesto, sino en la sombra de buenos entrenadores, Aíto y Malkjovic. Una propuesta simple, dos buenos bases que saben imponer un ritmo acelerado en los primeros minutos, un óptimo estado de forma y sobretodo una rotación de las piezas en la pintura como son Reyes y Varda o Hervelle y Hamilton. Podríamos decir que es un estilo de Aíto pero modernizado a los tiempos que corren. Partiendo de una propuesta de éxito en el pasado pero evolucionada dentro del contexto del baloncesto europeo de hoy día.


Y ante los que perduran y los que se instalan llega un técnico joven de éxito a la ACB. Fotis Katsikaris. Su presencia en el banquillo del Pamesa ha significado un giro radical no sólo a nivel deportivo sino un más alla. Intuyo un entrenador que puede consolidar al Pamesa entre los diez equipos más competitivos a nivel europeo, mucho para un equipo al que le costaba mucho imponer el ritmo. Un ritmo que giraba en torno a un gris Avdalovic y que ahora no tiene más remedio que compartirlo con Albert Oliver, quizás el fichaje más importante del Pamesa para las siguientes tres temporadas.

De ser un equipo que estaba hundido anímicamente ya se encuentran con opciones a la Copa, lo que era impensable hace unas cuatro jornadas cuando Katsikaris amenazó con marcharse de Valencia. Su anuncio ha servido para aumentar su poder tanto en la plantilla como en el club, conscientes que si se marchaba el Pamesa practicamente debería aspirar a mantenerse. Un hecho que hasta ahora no habían conseguido sus antecesores. Ahora manda el entrenador. Manda a una plantilla que tenía ciertos vicios, en especial Avdalovic, un club sin apenas modelo deportivo, ahora Douglas se entona y Victor Claver tiene sus primeros minutos. Y todo ello sin disponer de Milojevic que hará multiplicar las posibilidades de un equipo totalmente distinto. Si los anteriores entrenadores represental la consolidación de unos modelos deportivos, Katsikaris representa la aplicación y el asumir el poder de todo un club en apenas una jornada. Y eso que no encesta. Pero sus decisiones como la de todo entrenador hacen cambiar las dinámicas de los partidos en unos segundos. Quizás son los que juegan con el papel más importante de su equipo. Y si no que lo consulten al Barça, al Menorca, o al Grupo Capitol o al mismo Lagun Aro. Entrenadores cuestionados y cuyo papel juega menos que el jugador que dispone de menos minutos. O eso o quizás nada.




Etiquetas:

viernes, diciembre 15, 2006

Nihad Djedovic, un exponente más de la adultolescencia


Por quién no sabe quién es este jugador, lo resumiré como el primer fichaje para la temporada que viene que ha hecho Zoran Savic. No ha fichado ni un base defensivo, ni un alero, sino que se ha fichado al suplente de Juan Carlos Navarro y Basile, y el coste ha sido similar al que se pagó este verano al TAU Cerámica por Roko Ukic, es decir 1 millón de euros.

Se trata de una promesa que ha alcanzado mucha notoriedad en los círculos del baloncesto español cuando Pesic fue con su Akasvayu a disputar una serie de partidos a Bosnia, uno de los partidos que disputaron fue contra el KK Bosna y Pesic se quedó sorprendido por la calidad del chico con apenas 16 años. Tan joven pero con una temporada de experiencia en la élite de la Liga Adriática. Antes simplemente estaba en la agenda de los scouters cuando hizo una soberbia actuación en el Europeo Cadete de Tallin, con 25,3 puntos 8,3 rebotes y 2,4 asistencias por encuentro. Pero cuando Pesic y Maceiras se fijaron en él se abrió la veda para ver quién lo contrataba.

En el aspecto físico se trata de un jugador de 1,96 metros, de gran capacidad anotadora y una velocidad similar a la de Juan Carlos Navarro, sobretodo en la arrancada, en el desequilibrio cuando sale de un bloqueo. Hay que seguir las evoluciones en la liga adriática, puesto que este año disputa muchos más minutos, alrededor de los 17 y de momento en el lanzamiento exterior dispone de un pírrico 28% de acierto.

Muchos lo comparan con Ricky Rubio, pero no tienen ni punto de comparación. Ni en la forma, ni en el fondo ni en el contexto. Uno es un base de un físico frágil y de rostro imberbe, mientras el otro parece haber perdido esa inocencia que muchos niños en Serbia, y Bosnia por supuesto, parecen haber perdido. Uno es un chico que creció en un contexto influenciado por la Barcelona olímpica mientras el otro ha crecido en medio de un escenario cruel como fue Sarajevo. Los que siguen el blog desde su inicio conocen que insisto en el apartado bélico porque en estas circunstancias es muy complicado que salgan deportistas de la élite. Bien por nutrición, bien por medios económicos, bien por cuestiones físicas son cuestiones elementales, o bien principales para el desarrollo de un deportista.

Aunque desconozco el contexto del deportista en sí, sabemos que nació en 1990 y creció en la ciudad de Visegrad, al este de Bosnia en la frontera con Serbia. Se trata de una de las ciudades musulmanas donde se hicieron ejecuciones arbitrarias, se instalaron fosas comunes entre otras barbaridades varias, junto a otras ciudades como Banja Luka, ciudades que mediáticamente han estado en un segundo lugar por detras de Srebrenica pero no por ello han padecido un destino menos cruel. Desconocemos, insisto, el contexto, sabemos la evolución del deportista hasta sólo hace unos meses y Zoran Savic ha decidido pagar por el tanto dinero como un adulto. Quizás se haya pagado por ello porque ya no tratamos de un niño, sino de una persona ya adulta desde hace bastante tiempo. Mentalidad competitiva propia de la escuela balcánica e intuímos una madurez impropia de su edad. Por eso y por los factores ya comentados no se trata de un adolescente como cualquier otro sino de un adultolescente nacido en uno de los escenarios más crueles de la historia contemporánea.




Adjunto otro hijo de una guerra aportado hace unos meses por Velimir, Mirza Teletovic

Hace unas semanas tratamos el fenómeno Ricky Rubio



Foto: A la izquierda y de granate con el número 12 la gran apuesta de Savic, Nihad Djedovic


Etiquetas:

Kasun despega


Si lo más positivo de la derrota frente al Unicaja fue el despegue de Mario Kasun, ayer se despejaron las dudas. El croata, después de dos meses de serias dudas, malas actuaciones y errores defensivos de bulto, ha encadenado una dinámica ascendente que debería confirmarse este domingo frente al Lagun Aro en el mismo Palau Blaugrana. El croata, con 29 puntos, 8 rebotes y forzar 6 faltas personales, fue el indiscutible protagonista en la victoria azulgrana por 93-75 frente al Pau Orthez. El partido trampa se solventó con suficiencia.

Ayer aparecieron en su justa medida el líder, Lakovic, la estrella, Navarro y el pilar fundamental, Mario Kasun, es decir, la columna vertebral del equipo por primera vez ha funcionado durante aproximadamente 25 minutos. Teniendo como complementos a un Fran Vázquez, que desde la clase de pintura en Moscú es otro que muestra un crecimiento continuado. A lo expuesto hay que añadir al intermitente Basile, al voluntarioso Jordi Trias y la defensa silenciosa de Rodrigo de la Fuente, más el curso acelerado de dirección de un equipo de élite a Roko Ukic y los minutos de regalo para Roger Grimau. Son estos los jugadores que participaron ayer. Se reservaron para el domingo Marconato y Kakiouzis, para un partido que se presenta como una final para los azulgranas. Una rotación de apenas 9 jugadores que evidencian los cambios en la actitud de Ivanovic.

El Barça desde la debacle de Vistalegre tocó fondo tanto en la pista como el banquillo. Desde aquel día, pese a perder a domicilio frente al CSKA y frente al Unicaja ha dado sintomas de leve mejoría. Ivanovic modera su temperamento y ya no produce cambios en función de su enfado. Es posible que haya habido un toque de atención porque se denota un grado de sumisión del entrenador a sus jugadores consciente que su crédito se agota si no se clasifican para la Copa del Rey. Parece también pactar quién juega y quién no juega en cada partido. Si la semana pasada eran Fran Vázquez y Trias que no jugaron frente al Unicaja, ayer frente al Pau Orthez no lo hicieron ni Marconato ni Kakiouzis. Suena un tanto extraña la situación porque Kakiouzis debería ser el sexto hombre y no sufrir esta rotación como menos singular.

El rival no ofreció mucha resistencia. Ya desde el primer segundo demostraron a su entrenador lo deficiente que era el plan de juego que les propuso. De inicio pusieron al base suplente Xane D'Almeida de un perfil mucho más defensivo para poder evitar la sangría que pudieran provocar Lakovic y Navarro. Al principio lo consiguieron pero todo el esfuerzo derrochado fue insuficiente debido a las malas decisiones del mismo base suplente. Pérdidas de balón constantes, hasta 9 en el primer cuarto, cuatro de ellas de forma consecutiva. Ello provocó que el entrenador del equipo francés, el peculiar Gordon Herbert, diera salida a Aaron Miles, al que definimos ayer como un jugador capaz de lo mejor y de lo peor, 16 puntos pero 4 pérdidas de balón. Brillante ofensivamente pero incapaz de imponer un ritmo de juego que generara inquietud en el Palau. Lakovic y Navarro comenzaron el paseo.

Al margen de la inexperiencia y el juego imprevisible, apuntamos la escasa altura de los hombres altos del Pau como una de las carencias de este equipo. Anotamos ayer que el Pau suple esta dificultad con una mayor movilidad de los hombres altos, de Michael Bauer, de Michael Wright y de Britton Johnsen. La falta de una referencia debajo del aro fue un regalo que ni Mario Kasun ni Fran Vázquez desaprovecharon, principalmente por el rebote ofensivo. Los azulgrana consiguieron capturar 12 rebotes ofensivos, la cifra más alta de la temporada. Para resolver esta deficiencia del juego interior francés el interior colocó a un escolta, Ricardo Greer, 1.92, como referente bajo los aros. No para capturar más rebotes, sino más bien para provocar más faltas personales de los hombres altos del Barça.

Ante estas curiosas decisiones, más el atino de Kasun en el partido de ayer, el Barça dejó finiquitado el encuentro en el segundo cuarto. Hubo dos cuartos de cierta relajación, siempre criticable desde este foro mientras no demuestren que ganan con suficiencia a los equipos de similar calidad a la azulgrana. La subestimación al rival es el principal lunar en las victorias plácidas, y la principal causa de derrotas inexplicables como ante el Estudiantes, Bruesa o Unicaja. Es quizás la peor noticia de la noche de ayer, la buena ya la saben, el croata despega.




Foto: En portada Mario Kasun y Michael Bauer, víctima y verdugo en el encuentro de ida y que cambiaron sus papeles en el partido de ayer.



Etiquetas: ,

jueves, diciembre 14, 2006

Partido trampa en el Palau


Valga reconocer que el Barça es un equipo muy superior al Pau Orthez y que lo normal sería una victoria frente al rival frances. Pero ante la debilidad que se le presupone a este equipo se esconde un conjunto que ha ofrecido sus mejores versiones fuera de Pau, ganando incluso al mismo campeón, el CSKA, en su propia cancha. De hecho el Pau ha ganado a domicilio tres de los cuatro encuentros que ha disputado, Moscú, Estambul y Nápoles y perdiendo en la siempre difícil pista del Aris de Salónika. A esto hay que añadir lo complicada que fue la victoria del mismo Barça en Francia, un partido en el que se vió egoismo, broncas, reproches y que se acabó ganando por casualidad. Pues el mismo rival nos visita esta noche.

En ese partido recordemos a un tal Michael Bauer que nos puso en serios apretos anotando 21 puntos. En parte, coincidimos en la mala defensa que hizo Trias sobre este hombre que empañó la buena participación del voluntarioso jugador de Girona. Aunque, por lo visto en la primera vuelta de la Euroliga, es un jugador que fuera de su domicilio se borra totalmente. Una primera parte un tanto irregular, sus dos mejores partidos han sido el primero frente al Barça y el último de la semana pasada frente al Zalgiris en Kaunas, un partido que los franceses ganaron por 106 a 110 despues de dos prórrogas y en el que Bauer anotó 27 puntos y capturó 4 rebotes.

El jugador al que habría que seguir de cerca es a Britton Johnsen. Un jugador que contra el Barça sólo anotó dos puntos pero que en todos los partidos ha anotado por encima de los 10 puntos y capturando por encima de los 5 rebotes, en clara trayectoria ascendente. Le acompañan en el perímetro el americano Michael Wright que es una de las piezas más regulares, e importantes, de este singular equipo.

Un equipo que está dirigido por el ecléctico Aaron Miles, capaz de lo mejor y de lo peor en un mismo partido, de dar hasta cinco asistencias por encuentro pero de perder hasta cuatro balones. Una buena selección de tiros de campo tanto en el interior como en el perímetro. De su juego depende como jugará el Pau esta noche, si juega bien el Barça sufrirá, si por el contrario los bases azulgranas lo saben defender ya tendrán mucho ganado en el encuentro de hoy.

Bajo la aureola de medianía que podría definir a este equipo se esconde un equipo tan imprevisible como inexperto. Tanto Aaron Miles como su suplente Xane D' Almeida tienen apenas 23 años mientras Bauer tiene unos 25 años. Les falta un poco más de veteranía para disponer de una mayor regularidad. Al margen de una mayor altura, puesto que su pivot más alto es Britton Johnsen con 2.06 metros, un defecto que lo suplen con un mayor dinamismo, sin tener un referente claro bajo los aros, y una rotación de movimientos entre Johnsen, Bauer y Wright. Habrá que ver si Trias habrá aprendido la lección y si Kasun, que recordemos jugó tres minutos, saldrá motivado frente a los franceses, una motivación que si tuvo Lakovic cuando Ivanovic le hizo permanecer en el banquillo durante casi todo el partido para luego acabar de decidirlo él solo. Por superioridad física como técnica no será, pero sin confianzas que es el típico rival que te haría saltar el Palau por los aires.



Foto: En portada una de las promesas del baloncesto francés, Ian Mahinni, 20 años recien cumplidos, será suplente pero téngalo en cuenta en próximas temporadas


Etiquetas: ,

miércoles, diciembre 13, 2006

El papel del sexto hombre


El baloncesto como deporte es algo más que un cúmulo de victorias, derrotas, estadísticas, entrenadores, jugadores o el dominio de los intangibles. Si me permiten, haré uso del término deconstrucción hacia otros conceptos importantes que ayudan a comprender la evolución del Barça. Ayer tratamos de la necesidad del líder, la ausencia de éste en el Barcelona post-Pesic, no calificarlo de vacio, puesto que el liderazgo de Bodiroga ha comportado varios fichajes o varias apuestas fallidas. El papel del líder es importante, pero tal como se aportó en los comentarios posteriores no es sinónimo de garantías. La presencia del líder no es garantía de victoria aunque si es necesaria en un equipo competitivo, pero hay otros factores también importantes. El sexto hombre.

El concepto de sexto hombre se puede enfocar desde dos perspectivas, bien puede ser el primer jugador que entra en sustitución de un participante del cinco inicial, o bien el sexto jugador que goza de mayor presencia en pista en un equipo. Yo abogo más por ésta última porque por ejemplo si lo entendieramos de la otra manera en un equipo por ejemplo el TAU Baskonia el sexto hombre principalmente es la piedra angular del equipo, Luis Scola, o bien en el CSKA o Grecia que viene a ser Papaloukas. No es cuestión de analizar al primer jugador entrante sino de valorar el papel de suplente. Un papel delimitado a una función, o bien cambiar o asentar la dinámica de un encuentro en alguna acción puntual.

Este concepto lo introdujo en el baloncesto una eminencia en este deporte recientemente fallecida, Red Auerback, famoso entrenador de los Boston Celtics, que sin embargo lo introdujo utilizando al mejor hombre que saliera una vez iniciado el encuentro. Obviamente el baloncesto evoluciona y hay entrenadores que bien hacen uso de un base como sexto hombre, un alero, o un pívot. Pero lo cierto es que el sexto hombre ha sido de suma importancia. Michael Jordan por ejemplo fue vital en los anillos de la NBA que ganó Chicago pero mucho habría que agradecer Jordan por tener en su equipo del para muchos considerado el mejor sexto hombre de la historia de la NBA, Tony Kukoc.

El Barça hasta ahora este papel no está concretado. Generalmente lo ocupa Mihalis Kakiouzis y otras veces Gianluca Basile y muy pocas veces es Roko Ukic. A excepción del italiano que lo cumple a la perfección, quién realmente debería ofrecer mayor rendimiento es el griego, dada la poca regularidad de los pivots titulares en el Barça. No todo es atribuible al griego, sino precisamente de Dusko Ivanovic que debería repartir mejor las funciones de cada uno de los jugadores. Definidos el líder, el anotador y el quinteto inicial, muchos cambios que manda el entrenador dan la impresión de girar en torno al estado anímico de Ivanovic. En concreto de su enfado. El penalizar al primer jugador que se equivoca. Esta situación parece haber cambiado en los últimos partidos, y es precisamente con el cambio que parece ser que Kakiouzis se asentará en este papel. Y debería, dada su mayor polivalencia para jugar de alero o de alapivot. Por su diversidad de argumentos defensivos y ofensivos. Por su movilidad y características debe ser Kakiouzis quién deba ejercer esta función.

El mejor sexto hombre no debe valorarse por su capacidad ofensiva, sino más bien por otros aspectos. Comparándolo con otros equipos, en ell TAU es Fred House, en el Real Madrid es Mumbrú, y en el Akasvayu por ejemplo es Victor Sada. Unos participan con el tiro exterior para abrir defensas como es el caso de Mumbrú, otro hace de la entrega defensiva su principal aportación como es Sada y otro hace de la fuerza física, la defensa y el abrir las defensas sus mejores virtudes, véase Fred House, en mí opinion el mejor sexto hombre. Son ejemplos dispares de los jugadores suplentes más eficientes en la competición, casualmente son los tres mejores equipos de la liga regular. En el baloncesto, como en otros deportes de élite, el suplente debe funcionar para poder aspirar a la excelencia. Un buen líder y un gran sexto hombre pueden ayudar a aspirar a los títulos. Un equipo sin lider ni sexto jugador tiene todos los números de mantenerse en la medianía, lejos de la excelencia y al borde de la mediocridad.






Etiquetas:

martes, diciembre 12, 2006

Necesitados del lider.


En los momentos más complicados es cuando surgen los líderes naturales. La historia nos lo ha confirmado en conflictos sociales, políticos, económicos y culturales y por qué no deportivos. El sujeto individual tiende a rehuír de la presión, de la dificultad y sólo unas personas elegidas son capaces de crecer ante la adversidad, asumir la responsabilidad y transmitir las directrices en el colectivo. El líder debe surgir de forma natural, se puede proyectar pero no forzar quién debe asumir el liderazgo. He aquí la crítica hacia quienes proyectan los líderes, los medios de comunicación, los generadores de opinión y quiénes transmiten y generan a la opinión pública las presiones emocionales necesarias para provocar el endiosamiento a veces nocivo hacia quienes sin querer están expuestos a una facultad que no tienen.

No se debe confundir liderazgo con carisma ni con la gerencia . Aunque estas características pueden ser atríbuibles al líder. El carisma viene a ser la capacidad de atracción y ser agradable a los ojos de las personas mientras la gerencia tiende al ejercicio de autoridad sobre el colectivo. Por sólo estos factores, el líder no debería ser ni Dusko Ivanovic ni Navarro. A pesar del carisma de Navarro, hay factores decisivos que contradicen esta virtud, no toma riesgos ni estaría dispuesto al sacrificio personal y sus declaraciones en vez de invitar al optimismo hacia las masas generan desconfianza y desconcierto. Mientras el factor gerencial de Ivanovic le genera bastante impopularidad y rechazo con la grada del Palau.

Descartados Ivanovic en el banquillo y Navarro en la pista como los ejes del liderazgo del conjunto, se debería vincular las actuaciones de Jaka Lakovic dentro de los parámetros del liderazgo deportivo. En todos los partidos donde se ha necesitado la victoria para salvar la cabeza del entrenador ha estado. Ha estado en Murcia, con triple decisivo, 21 puntos y 6 asistencias, ha estado en el Palau frente al importante partido frente al Caja San Fernando, 16 puntos y 10 asistencias, y no se escondió en el partido del Martín Carpena con 22 puntos y 4 asistencias. En Euroliga frente al Aris de Salonika, dentro de la semana de penitencia que tuvieron los hombres de Dusko, Lakovic estuvo presente durante 30 minutos, 17 puntos y 3 asistencias. En estos partidos decisivos Lakovic ha promediado unos 34 minutos en pista, casi 20 puntos de promedio y casi 6 asistencias, lejos de esconderse.

El líder debe estar expuesto al ojo de la crítica y debe considerarse el principal motor de las derrotas. Casualmente la trayectoria irregular del Barça coincide con la trayectoria del que debe ser teóricamente el hombre que debe hacer volver a llevar al Barça a la Final Four. Lakovic ha estado muy intermitente en esta temporada y no debe de considerarse hasta ahora para nada de los mejores fichajes de esta temporada en la ACB. La buena noticia es que Lakovic no se esconde en los momentos decisivos, la mala es que se borra con suma facilidad en los partidos intrascendentes, y para eso ya teníamos a Shammond Williams la temporada pasada. Quizás una mayor regularidad sirva y sea el revulsivo de este Barça.





Etiquetas:

lunes, diciembre 11, 2006

El Barça no aprovecha el despegue de Kasun



Talento, físico y mentalidad, o lo que viene a ser lo similar a las tres máximas del baloncesto. El equilibrio de estos tres principios en este deporte dan como resultado o bien la perfecta sinfonía en el Baskonia o la terrible percusión madridista. El desequilibrio sin embargo provoca situaciones como se vio en el Martín Carpena. Un duelo igualado pero sin equilibrios en ambos participantes. Fue un choque dramático, tanto que lo importante era el ganar sin importar el cómo. Tanto el Barça como el Unicaja se olvidaron de jugar a este deporte sino más bien a hacer combinaciones que carecían de sentido. Un sentido común que debería serenar o bien Lakovic o bien Pepe Sánchez. Ni uno ni otro lo serenaron, uno lleva meses ausente, irreconocible desde que ganaron la liga ACB la temporada pasada, el otro manda, grita y lidera cada día más a su equipo, pero no mejor, de ahí a un choque con demasiada testosterona pero sin cordura.


El partido empezó, se basó y acabó en los hombres de debajo del aro. El Barça combinaba bien, y hacía canastas fáciles. Unicaja con Daniel Santiago y éste tenía delante a Marconato. El arbitraje señaló dos faltas personales casi consecutivas al puertorriqueño y el Unicaja desapareció. Ivanovic, contento, mandó a Marconato descansar y salió un Kasun que estaría liberado, campando a sus anchas, y actuó como un sujeto al que nadie había invitado al convite. 16 puntos y 3 rebotes. Haciendo daño.

El Barça aprovechaba el coladero que tiene Unicaja esta temporada. Si en el ejercicio anterior Unicaja tenía compensada la pintura con un sensacional Garbajosa, interesante su temporada en los Raptors por cierto, y con el puertorriqueño, más el intermitente Walter Hermann y un infravalorado Nicevic, gran temporada por cierto la suya en el Le Mans, en el ejercicio actual nada ni nadie funciona, Carlos Jiménez descolocado, y ni Lorvek ni Iñaki de Miguel entienden a Scariolo. Todo se fundamenta en Daniel Santiago, y sin él estarían más abajo, no lo duden. Sin él, Unicaja no habría ganado.

Sin ese plus que da Daniel Santiago el Unicaja fue a la deriva por momentos. Fue a la deriva pero el Barça se confiaba, y una vez más subestima a un rival que juega en su propia cancha. Lo hizo frente al Estudiantes en el Telefónica Arena, y lo volvió a repetir ayer frente al Unicaja. Juega bien por momentos, ve tanta seguridad que en vez de finiquitar los partidos se dedica a hacer un ejercicio narcisista cuando la trayectoria del equipo exige lo contrario. Una vez más el Barça evidencia que no trabajan las asistencias a los hombres altos, sólo Navarro lo hace, mientras el resto de exteriores el único recurso que emplean es el lanzamiento a distancia, haciendo del triple un recurso tópico y aburrido, cuando en el baloncesto se hace uso de la diversidad ofensiva, de dinamismo, y por qué no de capacidad sorpresiva. Todo lo contrario a generar emociones.

Podría hablar de Carlos Cabezas como el prototipo de base todoterreno que anula a los bases contrarios y con el suficiente físico para que nadie le ningunee. Pero un gran equipo como Unicaja no debe depender de Cabezas sino de Pepe Sánchez. Mientras el base titular de la selección argentina esté de vacaciones el Unicaja no aspirará a nada. Pepe Sánchez es el pilar fundamental mientras Cabezas es el peón necesario para equilibrar la obra, nunca al revés. Quizás es por ello la trayectoria casi irregular de los vigentes campeones.

La participación de Cabezas, aún así, sirvió para mantener con opciones al Unicaja hasta la vuelta a la pista de Santiago. Si el puertorriqueño no conseguía despegarse de Kasun, sensacional insisto, Scariolo no dudó en ser cruel en el día que el croata decidió volver a la élite. Forzaron las faltas personales necesarias para que el croata fuera eliminado. Fue en aquel entonces cuando Ivanovic y un servidor dieron por perdido el encuentro. A pesar de los tiros libres de Kakiouzis. Aún a pesar del liderazgo de Lakovic. Era tan evidente la derrota que Dusko no se dignó a pedir tiempos muertos. Si el Barça hubiera ganado habría sido el día del resurgir de Kasun, pero como el Barça contra equipos flojos da una de cal y ante equipos de similar entidad da una de arena concluiría que con sólo resurgir Kasun no basta, y menos cuando tienes a Fran Vázquez sin jugar un minuto. Pese a todo la Copa está accesible, y todo parece señalar que el rival a tener en cuenta es el Alta Gestión Fuenlabrada. Motivos para el optimismo son que el Barça aún depende de él mismo para clasificarse. Quedan cinco finales pues, y con un Kasun decidido a volver.



Foto: Mario Kasun, la mejor notica de la derrota frente al Unicaja.



Etiquetas: , ,

viernes, diciembre 08, 2006

Victoria azulgrana mientras Ivanovic muestra la bandera blanca

Image Hosted by ImageShack.us


El Barça ganó ayer de manera muy ajustada al Aris de Salónica por 86 a 83. Quienes leyeran la previa y visualizaran el partido estoy totalmente seguro que se llevaron una impresión del Aris de Salónica totalmente desproporcionada a lo ya escrito. El Aris fue el mismo equipo, pero fue demérito del Barça hacer reverdecer viejos laureles a un equipo que hasta la fecha tenía un 20% de acierto en el lanzamiento exterior, anotaba 65 puntos de promedio y fuera de su feudo se convertía en un equipo totalmente vulnerable. El Aris se sobrepuso a sus carencias con dos virtudes que hasta ahora carece el Barça, la mentalidad y la defensa de la ideología de su propio entrenador. Dos aspectos que todavía no se ha encontrado en ningún partido del Barça, y menos ahora cuando parece que Ivanovic ha mostrado la bandera blanca a sus jugadores y claudica con el entorno.

Ivanovic definitivamente ya no es el mismo entrenador, ya no sólo del Baskonia sino de la temporada anterior en el Barcelona. Se le nota débil y sin argumentos y podríamos decir que transmite el mismo respeto que Montes y SuperManolo. Su actitud en la pista ya no es la misma que la de uno de los mejores técnicos de Europa sino más propia de un técnico interino. Sumisión a los jugadores. Ayer hizo varias concesiones, la primera de ellas situar en el cinco inicial a Mario Kasun y a Fran Vázquez, el croata estuvo muy falto de forma, cosa que ya es de costumbre mientras que el gallego estuvo francamente bien capturando 8 rebotes. De ambos es una lástima el rendimiento que están ofreciendo porque ofrecen sólo destellos de lo que puede ser una pareja dominante. Destellos que podrían generar ilusión pero simplemente son eso, destellos.

Bien por las faltas de Kasun o bien por el cansancio de Fran Vázquez, y su nefasta defensa, fuimos a parar al dueto de Marconato y Kakiouzis. Este dueto es la simple justificación que los dos pivots del Aris de Salónica, Jeremiah Massey y Michael Wilkinson anotaran 50 puntos y 13 rebotes entre los dos. Un auténtico recital que esperemos que el verdadero Dusko haya tomado nota porque sinceramente es inconcedible esta profanación del territorio ajeno.

Una vez más el ritmo de encuentro no lo impuso el Barça sino más bien el equipo contrario. El Aris es un equipo mediano pero que tiene sus propias armas, transiciones muy directas y contundencia en la finalización. Se vió que Terrel Castle se apagó como es de costumbre y que Alex Scales llevó la responsabilidad en los primeros tramos del partido, se confirmó también la contundencia de Massey y lo que ya presumíamos, o el Barça finalizaba pronto el encuentro en el primer cuarto o pasaría dificultades. Y las pasó. No por la inseguridad que generaría puesto que el partido se veía que decantaba a favor del Barça, sino por contagiarse de un ritmo lento, de errores no forzados. Lo que el refranero popular define como a trancas y a barrancas. El Barça volvió una vez más a demostrar su falta de imaginación. Hacer uso del lanzamiento exterior como principal recurso ofensivo. Una y otra vez. Se capturaba el rebote ofensivo, y teniendo opciones claras de tiro de dos metros, Marconato asistía a Kakiouzis para que otra vez hiciera un lanzamiento errático desde el exterior. Un abuso que se traduce en un 26% de acierto o lo que es lo mismo se acertaron sólo 6 de los 23 intentos.

Sólo por la falta de imaginación del Barça el Aris tuvo opciones de llevarse el partido. Físicamente fundidos y tácticamente desgastados, los griegos sólo tuvieron que aceptar el intercambio de canastas fáciles para llegar al marcador azulgrana. La sencillez de juego de los griegos frente al barroquismo en las jugadas del Barça. Ataques largos y lanzamientos forzados. Un barroquismo al que sólo Navarro parecía salvarse. El único jugador capaz de penetrar a canasta sin apenas resistencia. Y nadie se aprovechaba. Navarro tenía la facultad de arrastrar hasta a tres defensores, su defensor, el defensor de Marconato y el defensor de Kakiouzis, cuando hacia la penetración a canasta. El desatascador defensivo perfecto y que ni el italiano ni el griego supieron aprovechar hasta los últimos dos minutos.

La victoria estaba asegurada, pero los jugadores del Barça parecían querer dar una emoción hasta el último suspiro a unos aficionados que volvieron a hacer resonar el Palau. Aunque no descartaría la instalación de microfonos de ambiente en las gradas más sonoras de la cancha para dar a entender una imagen que no es del todo adecuada. O fue un intento de manipulación televisiva o quizás el aficionado dió una tregua a Dusko Ivanovic. Lo cierto es que fue una victoria nada novedosa, resuelta con detalles de talento pero de juego en equipo más bien escaso. Sin apenas novedades y ya estamos en Navidades...



Foto: En portada, Terrel Castle frente a Jaka Lakovic, el esloveno pese a sus 17 puntos no estuvo correcto a la hora de dirigir a su equipo.



Etiquetas: ,

jueves, diciembre 07, 2006

Llega la fiebre amarilla al Palau

Image Hosted by ImageShack.us

Llega al Palau el Aris de Salónica. Socialmente y sobretodo en materia deportiva al tratar el baloncesto griego siempre acabamos relacionándolo con el Olympiakos y el Panathinaikos. En un segundo lugar de notoriedad situamos al Paok de la misma ciudad de Salonica, y posteriormente viene a la cabeza el equipo del Aris. Y eso que se trata del segundo equipo con mayor palmarés en Grecia, justo después del Panathinaikos. Aunque bien es cierto que ha sido un club que como la Penya muy a pesar de su grandeza ha pasado por un periodo oscuro del cual parece que vuelve a resurgir.

Hace apenas unos meses tratamos sobre la grandeza de los equipos. Es relativamente plausible el alcanzar el éxito pero dificil mantenerse. Pusimos el ejemplo del Barça o del TAU como equipos de éxito relativamente joven mientras que el Aris de Salónica es un ejemplo de todo lo contrario. Su etapa dorada fue en los años 80 y de la mano de dos auténticos mitos del baloncesto griego, Nikos Gallis y Panagiotis Giannakis, actual seleccionador griego, éste último fue el pilar fundamental para hacer del baloncesto griego una referencia competitiva en Europa. Alcanzaron tres Final Four consecutivas, la del año 1988 en Gante que ganó el Tracer de Milan al Maccabi de Tel Aviv, la del año 1989 en Munich y la del año 1990 en Zaragoza recordadas ambas por haber enfrenado quizás a los dos equipos más grandes de todos los tiempos, la Jugoplastika y el Barça. Tres Final Four consecutivas y en ninguna de ellas no pasaron más allá del primer partido perdiendo Giannakis una oportunidad para consagrarse dentro de los más grandes de todos los tiempos.

Pero como todo equipo grande debe consagrarse con algún título europeo, el Aris lo consiguió con una Recopa en el año 1993. Fue a partir de ahí cuando comenzó el declive de este histórico equipo, un declive que llegó hasta el año 2003 cuando se clasificó en la Final Four de la Copa ULEB, perdiendo en la final contra el Prokom Trefl. Perdieron pero parecieron decir a Europa que volverían a formar parte de la élite competitiva.

El equipo que presentará el Aris en el Palau es un equipo simple, basan su fuerza en su propia cancha, es más todas sus victorias han sido precisamente en su cancha, una pista de 5500 personas caracterizada con la puesta de escena propia en Grecia. La columna vertebral del equipo está formada por Terrell Castle, el ex madridista Alex Scales, Jeremiah Massey y Michael Wilkinson. Ambos juegan alreredor de 30 minutos por encuentro. Un núcleo principal procedente del baloncesto americano, tanto Castle como Scales y Massey son hombres que suelen hacer transiciones ofensivas muy directas. El principal problema reside en que ninguno de ellos es especialista en el lanzamiento exterior, a excepción del exmadridista, aunque sus porcentajes desde el exterior no son una maravilla.

Castle es un base que fuerza muchas pérdidas pero también es muy arriesgado con la posesión. Es un base muy débil mentalmente que se esconde con suma facilidad cuando su equipo ejerce de visitante. Su base suplente es Savvas Iliadis, un hombre de un perfil muy secundario de perfil mucho más defensivo. En el perímetro les acompaña Scales, el verdadero motor ofensivo del equipo, rápido y decisivo, alterna el lanzamiento exterior con las penetraciones a canasta. Podríamos decir que es el único argumento ofensivo del conjunto grieo por lo que anularlo resultaría importante para que el partido transcurra de manera plácida en el Palau. Le secunda Giorgios Sigalas aunque como ley de vida ya no es quién era, su labor es más bien oscura y de equilibrio en un equipo muy descompensado en todas sus líneas.

Uno de los hombres a tener en cuenta es Simonas Serapinas. Un alero de 1.97 del Zalgiris Kaunas como denominación de origen. Es tremendamente letal en la larga distancia y su principal argumento. suele disputar varios minutos con el marcado a favor, pero si el Barça consigue neutralizar a Scales puede ser el principal revulsivo para romper la defensa barcelonista. Otro recurso puede ser el de Mahmoud Abdul-Rauf de 37 años pero cuyo papel es muy secundario en este equipo.

En cuanto a loshombres altos, el mencionado anteriormente Massey, Wilkinson y Giannoulis son los hombres a tener en cuenta. Son pivots que no sobrepasan los 2.05. Jeremiah Massey, con apenas 20 años, es el principal bastión en la pintura, promedia unos 9 rebotes por partido siendo el más importante en el rebote ofensivo. Tiene una buena mano para los tiros libres, sólo ha fallado 2 en toda la competición. Su aportación ha ido creciendo en los últimos partidos, por lo que es un hombre a tener en cuenta. Su compañero en la pintura es Michael Wilkinson, menos eficaz pero bastante brillante en la defensa. Suele robar bastantes balones, aproximádamente casi 4 por encuentro. De Giannoulis no hablaremos porque lleva varias semanas lesionado, aunque es duda. Si se recuperara la pintura tendría mejores efectivos, porque lo que son los suplentes no son realmente de garantías y apenas juegan.

En definitiva, es un equipo que muestra su mejor versión en su propia pista. Lo más seguro es una victoria por más de 20 puntos. Sus promedios ofensivos son de 65 puntos a favor y 69 en contra. Dirigidos por el joven napolitano Andrea Mazzon, intentarán realizar un encuentro muy trabado. Por lo que convendría encarrilar el partido en el primer cuarto para evitar sustos mayores. Si buscamos comparaciones sería un hibrido entre el Bruesa por los escasos argumentos y el Eldo Napoli por la manera de afrontarlos. Aunque en Grecia se mostrarán muy distintos...




Etiquetas: ,

miércoles, diciembre 06, 2006

Delirius tremens en el Real Madrid



Suena a inocentada por anticipo pero Ramón Calderón lo anuncia a bombo y platillo. Durante la expedición futbolera del Real Madrid en Kiev su presidente ha hecho unas declaraciones que son bastante explosivas. Ramon Calderón ha puesto fecha a su sueño de grandeza, "en el año 2009, los españoles de la NBA jugarán en el Real Madrid". Unas declaraciones que bien seguro que va a tener que matizar porque son auténticamente una puñalada trasera a la institución que organiza la máxima competición continental y que agrupa a todas las ligas europeas de baloncesto, la ULEB. O lo que es lo mismo, el respeto que poco a poco estaban adquiriendo mediante el juego que desarrollaba su sección de baloncesto lo van a perder con esta declaración de principios. Y por supuesto inviable. Aunque antes de analizar las declaraciones habría que cuestionar lo que mueve a Calderón a adoptar esta postura.

El Real Madrid la temporada pasada, a consecuencia de una mala temporada a todos los efectos perdió un contrato de tres años de garantía en la máxima competición continental, la Euroliga, y quedando relegado a disputar la Copa ULEB, una competición mucho menor tanto en aspectos económicos como de notoriedad mediática. La ausencia en la Euroliga supuso un golpe muy bajo para enderezar la sección madridista. Los mejores jugadores y los mejores técnicos rechazaron ofertas. Desde Repesa u Oktay Mahmuti como entrenadores o Bellinelli o Mancinelli como jugadores. Ramón Calderón sólo tenía una esperanza de contratarles, la invitación por parte de la ULEB para disputar la competición, de ahí quizás el silencio de Vlade Divac hasta hace un mes. Un hecho que no se produció y que provocó que Repesa por ejemplo aceptara la oferta de la Lottomattica romana. No descartaría que por esta situación Ramón Calderón adopte una actitud de rebeldía contra la mano que mece la cuna en el baloncesto europeo.

Ahora bien, el Real Madrid es hasta ahora el único equipo de la élite europea que se ha pronunciado, y negociar mediante la patronal americana, para una conferencia europea de la NBA. Y si no es el único, quizás los otros esten adoptando actitudes mucho más diplomáticas. El desembolso es estratosférico y dinero en el deporte europeo no sobra. Anunciar 600 millones euros de gastos es mucho más que el dinero que genera el Real Madrid en tres ejercicios económicos. Unos ingresos que ciertamente dependen del marketing pero principalmente a través del fútbol, sin olvidar las ayudas institucionales. El baloncesto económicamente no genera tanta plusvalía para soportar un plan de choque, al no ser que las instituciones públicas se hagan cargo de los gastos para hacer de ello una plataforma de promoción de Madrid 2016.

Entendiéndolo en clave deportiva sería inviable. Principalmente porque, tal como se anuncia, es una conferencia europea que participaría dentro de la competición americana. Esto posibilitaría que los equipos americanos hicieran giras de una semana en Europa pero el equipo europeo tendría un mayor desgaste por ser quien más viajes transoceánicos realizaría. Si ya un equipo se resiente de sólo un trayecto transoceánico no me quisiera imaginar el rendimiento del equipo haciendo de estos trayectos la rutina habitual. No hablamos sólo de las horas de trayecto sino de las consecuencias posteriores, principalmente la fatiga, que podría afectar o bien en bajo rendimiento deportivo o en el peor de los casos lesiones.

A nivel institucional sería complicado analizando los intentos del baloncesto americano en consolidar en territorios ajenos franquicias que con el tiempo o bien han sido apuestas fallidas o bien pasado un tiempo considerable no han sido lo suficientemente competitivas para generar un interes dónde se han instalado. Se me ocurren dos plazas, Vancouver y Toronto. Se me ocurren también otros territorios donde todavía no se han instalado, ni en México DF y ni siquiera en Las Vegas. A esta circunstancia habría que añadir el aspecto cultural.

Es cierto que el producto americano es de fácil promoción en el mercado europeo, tanto el producto comercial, como el producto cultural como el artístico. No así el producto deportivo. Tanto el beisbol, como el fútbol americano, como el hockey sobre hielo, como el boxeo no han tenido cabida en el paladar del ciudadano medio europeo. El baloncesto es similar aunque mediáticamente disponga de mayor potencial. Teorizando sobre ello el aficionado americano es de distinto perfil que el europeo, el consumidor europeo puede ser más paciente pero es más partidario de espacios deportivos de aproximadamente 90 minutos de duración, un periodo en el que hace uso de la pasión y de la rivalidad como principal motor del consumo, mientras el aficionado americano es un sujeto pasivo ante eventos de mayor duración omitiendo la rivalidad y haciendo uso simplemente del entretenimiento.

Culturalmente lo veo bastante complicado haciendo una relectura de intervenciones similares, no en vano hace apenas unos años hubo un intento de una conferencia europea de la NFL que fue un rotundo fracaso. A esto hay que añadir la mala gestión cultural que está haciendo el Real Madrid. Principalmente por anunciar que esas figuras que actualmente jugaron en anteriores equipos del baloncesto europeo lo harán sin ningún impedimento en su club. Aquí Ramón Calderón no está haciendo una buena gestión y si no entran matizaciones no tardarán en llegar las principales reacciones de rechazo al proyecto. Se me ocurren diversas plazas, Vitoria, Málaga y Barcelona, plazas que sacrificaron sus contratos por el bien de los deportistas que estaban deseosos de progresar deportivamente en el baloncesto americano. Y hablo de aspectos deportivos, porque políticamente sería totalmente incorrecto. Porque si el intento es tal como lo enfocan los medios el rechazo será mayúsculo.




Etiquetas: , ,

martes, diciembre 05, 2006

Scola, "qué bueno que te quedastes"

Image Hosted by ImageShack.us

Se habla mucho de Marc Gasol, que por cierto se certifican los delirios de Pesic al compararlo con Vlade Divac, de Juan Carlos Navarro, de Zoran Planinic, de Ivanovic o de Zoran Savic. Pero sería de justicia valorar lo que fue la mejor noticia para el Baskonia y por consiguiente para la ACB. La permanencia de Scola, quizás el pívot que mejor carrera ha hecho en los últimos 16 años con permiso de Sabonis y Arlauckas. Y lo menciono después de alcanzar un triple doble nada corriente, 24 puntos, 12 rebotes y provocar 10 faltas personales. Un 43 de valoración. Un jugador que pese a quedarse la competición española pequeña busca en cada jornada un ejercicio de superación permanente y contínuo. Un ejemplo para aquellos jugadores que ansían ir a la NBA sin quemar etapas.

Scola lo podríamos considerar un ejemplo de la fábrica de jugadores baskonista, en la que se fundamenta un buen scouting de jugadores adolescentes que despuntan con 15 años. Scola dejó enamorado a los dirigentes del TAU a esa edad y propició que lo mandaran a Vitoria a foguearse en la LEB con el Gijón, viviendo el descenso a la misma LEB. Era un jugador atípico, al que el conocido scouter Tim Shea defíne como un jugador demasiado alto para ser un 3 y demasiado bajo para actuar de 4. A pesar de esa dificultad Scola tenía otras virtudes, aptitudes físicas y mentales, mucho talento y una cualidad que no todos tienen, el sentido del liderazgo. Sólo faltaba por pulirlo, y en esas tuvo a Ivanovic.

Scola forma parte de la generación dorada de jugadores argentinos que casualmente han coincidido con Dusko Ivanovic y en el TAU de Vitoria. Comparte equipo con Pablo Prigioni, pero ha compartido vestuario con Andres Nocioni, ahora en los Bulls, Fabrizio Oberto, ahora en los Spurs, o el mismo Hugo Sconochini, que lideró la Argentina campeona del mundo en Indianápolis. Y eso sin tener en cuenta a los compañeros que ha llegado a tener y con los que ha rivalizado como Dejan Tomasevic, Andy Betts, Kornel David, Drobjnak o Viktor Alexander. Jugadores que le han ayudado a progresar y ser mejor jugador. Limar sus defectos como las faltas personales y los tiros libres, y mejorar aspectos del juego como la táctica, la defensa y el rebote.

Trato de sus compañeros de vestuario porque no se entiende la figura de Scola sin hacer referencia a los que posiblemente han sido de los mejores jugadores del mundo en este deporte. Si bien Nocioni u Oberto le protegían de la cólera de Dejan Tomasevic cuando éste le quitó el puesto por decisión de Ivanovic. También serán recordados sus duelos deportivos con Jorge Garbajosa y extradeportivos con Felipe Reyes que calificó al argentino como el jugador más sucio con el que se había enfrentado. Scola ha sabido ser mejor jugador en este presente y asumir su papel de lider junto con Prigioni, en un futuro percibiremos el legado que heredará el nuevo proyecto baskonista. Tiago Spliter y Mirza Teletovic. Quizás lo único que le falta a Scola para redondear su etapa en España es coronarse como campeón de liga y ganar la Euroliga. Sólo le falta ampliar su palmarés para situarse por encima de los pívots más legendarios que han hecho carrera en España. La competición doméstica se le ha quedado pequeña pero un deportista que hace de la superación su modus vivendi y al que sólo le falta ampliar su extraordinario palmarés para ser recordado en los próximos años. Ser recordado para aquellos que hemos tenido la suerte y la desgracia de ver sus recitales en la cancha.


El pívot que hace escuela en el blog de baloncesto del Diario AS






Etiquetas: