martes, septiembre 12, 2006

Estudiantes, la rebelión en las aulas.


Image Hosted by ImageShack.us



El paradigma del baloncesto escolar. Hablar del Estudiantes es como tratar con un símbolo no sólo del baloncesto sino más bien social desde finales de los años 40. La España autárquica. Basta comprender el contexto social para entender y vincular la idiosincracia de una institución. Como toda institución cultural y social, fue sensible a su entorno social más cercano. La dictadura. Y no vinculando el sentido político, sino más bien al aspecto educativo, en definitiva, la formación de los niños de la posguerra.

El Instituto Ramiro de Maeztu, del cuál pertenece el Club Baloncesto Estudiantes, fue creado como tal al finalizar la Guerra Civil española, en 1939. Sustituía sin embargo a un estamento educativo llamado Instituto Escuela, que planteaba unos métodos pedagógicos novedosos en aquel entonces. Como toda institución educativa, desarrollaron una corriente discursiva muy cercana a unos valores. En este caso, el Instituto Escuela era fiel heredero y destinatario de las corrientes de pensamiento de la "generación del 98", principal embrión cultural del cual se fundamentaría por ejemplo la primera República, cuyo legado era fiel a los valores de Galdós y de Unamuno como también de Nietzsche o Schopenhauer. Los principales exponentes del Irracionalismo como corriente filosófica en España. Todo ello se disimuló al finalizar la guerra, se hizo un lavado ideológico en el centro y entre la Falange, el Opus Dei y la Compañía de Jesús ocuparon los puestos de dirección del centro, mientras por orden ministerial se beneficiarían de la construcción de las mejores instalaciones en un centro educativo en Madrid. Disfrutar de la condición de Centro Piloto, los mejores medios y las mejores instalaciones jamás dadas en una escuela pública.

No se puede entender la historia del baloncesto sin el acercamiento de las instituciones educativas religiosas. Si bien el Ramiro de Maeztu simplemente era un instituto público tutelado por la Compañía de Jesus, otras instituciones tuteladas bien por los mismos Jesuítas, las Escuelas Pías, o bien La Salle, históricamente contribuyeron a la introducción primero y a la difusión después, del baloncesto en España. Dicen que esta introducción vino motivada por la conexión de estos centros con instituciones norteamericanas, siempre al alcance de unos pocos, y que quizás por ello se pueda comprender la popularidad del fútbol en España mientras se cuestiona la del baloncesto.

El Estudiantes, formando parte del centro es descendiente y quizás sensible a ese contexto. Quizás por casualidad o no, sus signos de identidad convergen a la perfección con lo caracterizado de la Generación 98, desde el sentimiento de complicidad hacia las sociedades más miserables, el rechazo a lo falso y aparente más cercanos a las clases sociales más depuradas hasta llegar al pesimismo que caracterizó a esta corriente de pensamiento. Estudiantes es un club romántico. Consciente de sus limitaciones y manteniéndolas como señales de identidad. También representa los valores de esa educación tutelada por las instituciones religiosas, valores que muchos de los jugadores que han estado en plantilla han adquirido desde su infancia en el Ramiro. Ejemplos son por ejemplo desde Diaz Miguez, Aíto García Reneses, Fernando Martín, Alberto Herreros, Nacho Azofra o Carlos Jiménez.

Si bien un equipo se distingue por su capacidad o cultura competitiva, Estudiantes se caracteriza por ser el trampolín hacia el éxito de esos jóvenes jugadores. Como club no es un club que se caracterice por el triunfo. Apenas ha ganado 3 Copas del Rey. Los jugadores si aspiran a la grandeza acostumbran a irse al máximo rival, el Real Madrid, véase Fernando Martín, Alberto Herreros o bien Alfonso y Felipe Reyes. Un hecho poco valorado culturalmente por su hinchada. Estudiantes es un club que no aspira al éxito, pero no renuncia a ello siempre y cuando ello no tesgiverse los valores que representa. Actualmente Estudiantes se sitúa en un momento de cambio, los líderes del equipo han alcanzado la trentena, véase Azofra o Carlos Jiménez, y se ha diseñado un relevo generacional en torno a cinco valores al alza como son Sergio Sánchez, Andres Miso, Carlos Suarez, Daniel Clarck y Javier Mendiburu, figuras aún muy verdes pero con todo el futuro por delante.

Este relevo generacional provoca dudas en el corto plazo. Ya en la temporada pasada, el proyecto estudiantil sufría sus primeras dudas con un técnico inexperto, Juanan Orenga, que no supo hacer crecer a esta plantilla y contó con la dificultad de un Jiménez en estado de rebeldía. Todo cambió con la figura del excelente Pedro Martínez que se encomendó a Jiménez prometiéndole una salida negociada a final de temporada y a un Nacho Azofra que tuvo un papel primordial para acabar de manera digna la temporada. Estos pilares son ausentes ahora y llegan Gonzalo Martínez y Garnett que ya estuvieron en el club y que aportaran algo de veteranía en una plantilla insultantemente joven.

Se espera mucho del Pancho Jasen, que debe ocupar el vacío en la zona que deja Jimenez. Está en un buen momento de forma, ayer en la derrota del Estudiantes frente al CAI Zaragoza (equipo LEB que pronto merecerá mi atención en este blog) hizo 18 puntos, tirando del carro del equipo en detrimento de un Will McDonald en muy baja forma. El vacío de Jimenez es algo que ha preocupado a Estudiantes fichando a dos jugadores que ayuden a Jasen, Sanikidze con 20 años que viene del Dijon francés y realizando un buen campeonato sub 20 en Lisboa con 24,3 puntos, 11 rebotes, 2 asistencias y 3 tapones por partido y finalmente con Goran Nikolic de 30 años que precede del Kiev, equipo que participó en la Final Four de la Eurocopa FIBA que ganó la Penya esta temporada pasada. Si a esto añadimos la contribución de hombres como Iker Iturbe ya consolidado y Caio Torres que después de una temporada se le exigirá mayor contribución en el juego del equipo, podemos comprobar que la pintura al menos la tienen cubierta.

El juego de Estudiantes aporta muchas dudas no obstante. Tienen talento y altura, pero es exageradamente joven la plantilla. A estas alturas se me hace muy previsible el camino a seguir, y como el año pasado girará en torno al rendimiento de Gonzalo Martínez en la dirección y Jasen y McDonald en la pintura, si algo falla el proyecto puede pasar serios apuros hasta que no encuentren al hombre idóneo para asumir el liderato. Como principal motivo del optimismo está la dirección en el banquillo de Pedro Martínez, un gran entrenador capaz de sacar el máximo rendimiento de jóvenes promesas, como ocurrió con Sitapha Savané cuando dirigía al Gran Canaria. Se me antoja complicado pero si la veteranía y el entrenador no lo saben contener, tendremos la rebelión en las aulas. Y en el sentido más peyorativo del término.




6 Comments:

At 13/9/06 18:45, Blogger zaragocista said...

Muy de acuerdo con el post.
Habla del CAI grandisimo Capitá. La marea rojilla lo merece. Lo espero ansioso.

 
At 13/9/06 21:09, Blogger Capità Enciam said...

@zaragocista,

Hablaré del CAI si puedo mañana, en especial de un pivot brasileño que juega allí cedido por Unicaja, hablo de Victor Faverani, aviso, va para crack.

 
At 13/9/06 21:09, Blogger Capità Enciam said...

@zaragocista,

Hablaré del CAI si puedo mañana, en especial de un pivot brasileño que juega allí cedido por Unicaja, hablo de Victor Faverani, aviso, va para crack.

 
At 13/9/06 22:54, Anonymous Molidevent said...

A mi tambien me parece un buen jugador...

Saludos

 
At 14/9/06 00:13, Anonymous Un consejo said...

@ capità

La verdad es que no se pueden hacer tantas incorrecciones históricas como filosóficas como las que has hecho en tu segundo párrafo de hoy. Céntrate en el basket y no hagas asociaciones fáciles, poco documentadas y poco leídas.

 
At 14/9/06 10:43, Blogger Capità Enciam said...

@un consejo,

En primer lugar, agradezco y respeto tu discrepancia. Un servidor no dispone de la verdad absoluta y puede caer en el error, por lo que si eres tan amable puedes contrastar mis aportaciones.

En segundo lugar, la asociación no es fácil, ni simple. Están documentadas y sobretodo están leídas y analizadas por un servidor. Quizás puedo haber caído en el error que mis documentaciones sean erróneas, falsas o inexactas, aunque están totalmente contrastadas por escritores, historiadores y sociólogos.

Agradecería de todos modos tus aportaciones para completar el post, aunque para ello me dejes en evidencia.

Un saludo

 

Publicar un comentario

<< Home