miércoles, septiembre 06, 2006

¿Merece la selección española el Premio Príncipe de Asturias?


Image Hosted by ImageShack.us




Serán los galardonados con este premio, no hay duda de ello. Son merecedores de ser premiados aunque no creo que este sea el momento. Ni es el momento de la selección ni tampoco de Pau Gasol sino el momento para premiar a Andre Agassi, que cumple a la perfección toda una carrera de 21 años repleta de éxitos y de fracasos. De momentos que rozaba un gran tenis con momentos parado por las lesiones. Un tenista, en definitiva, el único en activo que ha ganado todos los torneos de Gran Slam.

El Premio Príncipe de Asturias es el galardón institucional más importante que se otorga en España, sobrepasando con mucha diferencia a los Goya en el cine o al premio Velázquez en las artes plásticas o al Premio Planeta en la literatura. Es un galardón que no debe ser sensible únicamente a la repercusión mediática en el territorio nacional sino que por filosofía debe ampliar su perspectiva a la esfera global. Este premio, en acorde con su grandeza, debe aspirar a ser un evento de repercusión internacional aunque para ello no se valore a lo acontencido en España. Si bien debe tener preferencia, no debería existir una discriminación como podría ser no otorgar el galardón a un sujeto que reune más méritos.

En definitiva, no considero que el premio deba ser sensible ni a las modas ni a las presiones mediáticas. El galardón no está para valorar el hecho deportivo o social más sonado del año, de la misma manera que los premios Nobel no premiaron a Camilo Jose Cela el mismo año que publicó la Colmena, la selección española no debería ser premiada actualmente. Como tampoco lo ha sido esa generación que ganó sendas platas en el mundial de Cali en el 82 y en los Juegos Olímpicos de Los Angeles en el 1984. Como tampoco han sido galardonadas ni la Quinta del Buitre ni el Dream Team cuyas apariciones supusieron un antes y un después en el fútbol. Tampoco hubo un reconocimiento para los Juegos Olímpicos de Barcelona en el 92 cuyo legado tanto social como urbano como deportivo fue tremendamente importante. De la misma manera que se ha premiado a Fernando Alonso en un momento que no era campeón del mundo mientras que no se ha premiado a Carlos Sainz que lo fue dos veces y se quedó a las puertas otras tantas.

Cito ejemplos de hechos que hubieran sido merecedores de ello y no lo fueron. Mientras, se comprueba que se ha premiado una competición lastrada por el dopaje, El Tour, se premió a Lance Armstrong antes de tiempo o se ha premiado una selección de Brasil que ganó un Mundial sin pena ni gloria como fue el de Corea y Japón. Es decir deportistas, colectivos o instituciones premiadas más por su repercusión mediática que por los valores que transmitían. Una transgresión respecto al ideario del galardón en el año 1981. Porque lo mediático representa la unanimidad aunque los galardones si algo tienen es la controversia de la decisión tomada y la polémica que se genera una vez dictaminada, hecho distinto a lo generado por el populismo, la demagogia y la banalidad de hoy día.

Centrándonos en lo deportivo, suena a una tremenda ironía que después de sodomizar a un deporte durante tantos años en España, tanto mediática como económicamente, ahora se intente un acercamiento sibilino hacia el baloncesto. Y además por los medios más represivos contra este deporte, desde Prisa hasta el Ente pasando por Recoletos, curiosamente miembros del jurado de este galardón en su categoría deportiva. Seguramente buscan esa popularidad que ha obtenido la televisión que retransmitió íntegramente la competición.

No discuto que el baloncesto merezca una oportunidad como esta. Pero creo que si se premia al baloncesto hay hechos, sujetos e instituciones en el baloncesto que deberían disfrutar de su momento y que no se ha hecho justicia. Desde Diaz-Miguel, la Penya, el Ramiro de Maeztu, Raimundo Saporta, Salvador Alemany, Aíto Garcia Reneses, el Barça de Solozabal o el Madrid de Fernando Martín, cuyo legado fue mucho más importante y que sí ha perdurado en el tiempo y en la memoria colectiva del baloncesto. Porque ante lo más sonado del año un galardón de esta categoria se debería valorar más los intangibles póstumos del hecho deportivo. Y la selección si algo tiene es futuro, por lo que quizás mejor otra ocasión no sea que se les tenga que otorgar dos veces. ¿Lo merecerían?

Etiquetas:

11 Comments:

At 6/9/06 12:20, Anonymous Velimir said...

¿Que que me parece el premio para la seleccion? sinceramente, me parece una auténtica vergüenza.

El premio quiere ser internacinal, pero ha perdido toda su internacionalidad con estas dos últimas decisiones chovinistas. El año pasado, un Feranando Alonso que no había ganado absolutamente nada de nada (ahora si tiene un mundial, pero no en ese momento), ganaba un inmerecido principe de asturias. Este año, la seleccione española de baloncesto. ¿porque? porque es española. No se le dio a grecia el año pasado, ni a argentina el anterior, ni a lituania hace tres, ni a serbia hace 4. Se da este año...¿porque? porque es española.

el prestigio internacional del principe de asturias, por los suelos.

y pepe Saez, lissavetzki y compañía, con otra medalla más en el cuello... por no hacer nada.

una vergüenza, y una pena...

PD. Y vaya por delante que la selección merece todos los parabuienes... pero no el principe de asturias...

 
At 6/9/06 15:59, Blogger Doctor BE said...

Capità Enciam, lo has explicado de maravilla. Lo triste es que a muchos millones de españoles les parecerá fantástico y merecidísimo, como se lo parecería el año pasado con F. Alonso.
La verdad es que este premio lleva unos años dando bandazos, perdiendo credibilidad a marchas forzadas. ¡¡Pero si a mí ya me pareció mal que se lo dieran a Arantxa Sánchez-Vicario, que pese a su excelente palmarés siempre se caracterizó por 2 cosas, ambas muy alejadas del espíritu "deportivo" que se pretende premiar: 1. por ser una maleducada con los periodistas (unos cuantos años le dieron el premio "Limón" por sus desplantes a la prensa; aunque con el tiempo se fue suavizando) 2. más grave, vivir en un paraíso fiscal para evadir impuestos. Estas últimas decisiones hacen buena aquella.
Saludos y felicidades por el blog

 
At 6/9/06 16:13, Blogger zaragocista said...

Pero bueno, el Premio está muy devaluado y todo lo que sea, pero verdaderamente, de los nominados...alguien lo merecia mas???
Esta gente ha traido espiritu competitivo, ha traido la idea de EQUIPO, fundamental en el deporte, y lo mas importante, ha creado ambiciones en los niños para que el deporte siga prosperando. No sé, es mi opinion.

 
At 6/9/06 16:44, Blogger Doctor BE said...

a zaragocista,
pues yo creo que salvo Nadal, Federer, y la natación sincronizada (por los mismos motivos expuestos que para el bàsket), el resto todos lo merecen más (según los principios por los que se rige la concesión del premio).
Si abogas por el espíritu competitivo y la idea de equipo, algunos ejemplos a bote pronto: waterpolo, balonmano, hockey (patines y hierba), gimnasia artística femenina, todos ellos mil veces más laureados que el bàsket. O el equipo femenino de hockey hierba, que en las olimpiadas suele hacerlo muy bien y ni siquiera son profesionales (tienen que tomarse vacaciones para poder ir a los campeonatos).
Y creo que entre los objetivos del premio no es el fundamental el crear ambiciones en los niños.
No te lo tomes a mal, pero en mi comment anterior me refería a la gente que piensa como tú. ¡Qué triste que haya gente que lo aplauda y justifique!

 
At 6/9/06 17:20, Blogger Capità Enciam said...

@velimir,

Creo que las intenciones van por donde tu marcas, aunque podemos concretar un poquito más. Van hacia el sacar tajada mediática y vincularla a los progresos de Lisavesky para poder obtener una cartera ministerial.

De momento no se ha hecho una referencia ni a la Liga ACB ni a los clubes que promocionan a estos jugadores. El distanciamiento político que tanto había aplaudido a la selección ahora mismo se acerca a marchas forzadas por parte de los dirigentes.

@doctor be,

gracias por tu visita y tus aportaciones. Efectivamente lo de Arantxa Sánchez Vicario fue de juzgado de guardia, aún así reconozco que el baloncesto merece una consideración por parte de la Casa Real o bien del gobierno pero la selección no lo merece

@zaragocista,

tu opinión la comparto a medias. El papel de la selección no debe tomarse en vano. Pero noto un tinte más oportunista que no de oportunidad para el baloncesto. La intención es cínica, irónica y muy desagradable por quién la ha tomado. El baloncesto merece galardones pero antes lo merece por ejemplo el Ramiro de Maeztu, la ACB o el Estudiantes tal como he señalado en el post. Aquí lo único que se percibe es un tinte electoralista, sacar tajada y darnos a entender que gracias a los dirigentes el baloncesto vuelve a ser lo que era. Lo dicho, intención muy generosa pero miserable a la vez.

 
At 6/9/06 17:42, Blogger Doctor BE said...

Como bien dices, Capità, todo lo que digamos no quita el abandono que sufre el bàsket por parte de casi todos. Aunque seguramente pasará como con el waterpolo, que después de BCN'92 todos los estamentos (TVE, Gobierno estatal y catalán,...) se comprometieron a enmendarse y dedicar más esfuerzos a su promoción, y a la que pasó la fiebre, si te he visto no me acuerdo.
Lo interesante sería ver como (o si condicional) la ACB, Federación, etc. aprovechan el tirón para mejorar todo lo mejorable.

 
At 6/9/06 18:31, Blogger zaragocista said...

Sisi si en eso que dices estoy de acuerdo, y nada de eso es reconocido como se debe. Pero dentro de los deportistas nominados, creo que eran los que mas merecian, ya digo, quizás no por sacrificio, otros hacen el triple, pero si por los valores que transmiten a los jovenes, pero ya digo, que mi opinion puede estar equivocada.

A Doctor be
Mira sinceramente, yo es que creo que el deporte no es un Premio Principe de Asturias. De todos es sabido que el gimnasta que se pega 6 horas en un gimnasio no es reconocido, que los 11 tios que salen a la hierba a jugar a 40 grados y remontan resultados imposibles a la campeona olimpica, no son reconocidos.
Pero, y repito, en mi opinion, de los deportistas nominados, son los que mas han enseñado a los pequeños, y todo esto conseguido va a lograr un boom impresionante en los jovenes que han visto esto por la tele.
Y todo esto teniendo en cuenta lo que habeis expuesto antes, la falta de renombre de este Premio en los ultimos años gracias a las dudosas decisiones de los jurados.
Pero vuelvo a repetir, no quiero hacer polemica por un Premio devaluado y (otra vez en mi opinion) sin sentido.
Un saludo.

 
At 6/9/06 18:57, Blogger Capità Enciam said...

@doctor be,

Sobre el tema de la ACB lo trataré esta semana, quizás si todo va bien a lo mejor mañana teneis un post sobre ello.

@zaragocista,

Creo que la elección del Príncipe de Asturias está más manchado de tínteres electoralistas y populistas que no por el juicio meramente deportivo. Ya sabes mi opinión de que el deporte siempre se ha utilizado como camino más corto para llegar a las esferas sociales más bajas de la misma manera que los acontecimientos culturales y/o artísticos lo son para las clases sociales medias y altas. Siempre ha sido así y no veo porque debe cambiar.

Ahora bien centrándonos en quién merecía el galardón. Yo me he mojado al principio del artículo considerando a Agassi como el más idóneo para obtenerlo. El último de los grandes de los últimos 21 años y ejerciendo como tal hasta ahora.

 
At 6/9/06 21:02, Blogger zaragocista said...

Bueno ahi lo dices Capitá, en tu opinion es Agassi y en mi opinion el basket jaja, no hay mas que polemizar.

 
At 7/9/06 00:38, Blogger olhadolh said...

De los 3 finalistas habria elegido a Agassi. Campeones del mundo de basket hay muchos, campeones de 250 de motociclismo tambien, tenistas como Agassi no ha habido tantos.

 
At 7/9/06 09:34, Blogger Doctor BE said...

Totalmente de acuerdo con lo de Agassi.

a zaragocista,
totalmente de acuerdo en lo de educar a los niños, y en lo de la devaluación del premio; en lo demás, por supuesto, todo son opiniones respetables.
Saludos

 

Publicar un comentario

<< Home