viernes, abril 06, 2007

Vuelta a los orígenes para forzar el desempate




Finalmente hubo factor Palau y el Barça se impuso a Unicaja para empatar la eliminatoria. Se volvió a los orígenes. Desde tener a un Palau entregado e imponiendo el respeto de una pista y un público que presiona. Ayer el Palau volvió a ser lo que era y se ha recuperado una de las señas de este club. Ayer el Palau volvió, y cuando esto ocurre el Barça juega con ventaja, porque tanto árbitros como jugadores contrarios juegan condicionados. Podríamos decir de ello que Ivanovic ha conseguido recuperar este espíritu en el momento más oportuno de la temporada. La recta final. Y los jugadores han sabido mantener esta ilusión y esta llama que debe unir a todos los elementos que integran el club. Directivos, entrenadores, jugadores, aficionados y medios de comunicación.

Pero también el Barça volvió a sus orígenes para derrotar al Unicaja. Principalmente Ivanovic. El cinco inicial prácticamente fue el mismo pero la estrategia defensiva fue distinta. Tanto como la ofensiva. En cuanto a la defensa desapareció la fobia de Ivanovic. Cuando el entrenador es valiente y se impone a sus miedos el Barça gana muchísimo. Si el principal motivo del partido en Málaga fueron los quebraderos de cabeza que provocaba sólo citar el nombre de Daniel Santiago, ayer fue distinto. Ivanovic puso en pista a su mejor pivot defensivo, Marconato, en marca individual. Ni jaulas defensivas ni excesiva fijación en él. Marconato cumplió a la perfección su papel. Más allá de los puntos y de los rebotes ayer el italiano pareció volver a sus orígenes. Rescatado de un supuesto tunel del tiempo ayer se vió al Marconato de Treviso. El que intimida y no deja jugar al contrario. Y sólo con tres faltas.

Repito, fue la defensa lo que hizo ganar al Barça. Basile provocaba ayudas en defensa para no dejar sólo a su compatriota italiano pero se blindó el perímetro de lanzamientos letales. Unicaja sólo anotó 5 triples de 25 intentos. Anotaron Berni Rodriguez, Faison, Jimenez, Cabezas y Vassileadis. Ninguno de ellos anotó más de un lanzamiento desde la distancia de 6,25. Dicho de otra manera, los principales fundamentos del Unicaja en el Martín Carpena, Santiago y los tiradores, quedaron reducidos al vacio absoluto. Y sin nadie que liderara al equipo y lo liberara de la encerrona es más difícil ganar a domicilio.

Hablo de su lider y no es otro que Pepe Sánchez. Desde la distancia no llego a comprender como Scariolo tiene marginado a su mejor base. No se comprende, y menos cuando es a costa del crecimiento de Carlos Cabezas en el equipo. Pepe Sánchez es el líder que ha hecho del Unicaja un equipo grande. Campeón olímpico, del mundo y de Euroliga con Panathinaikos. Cabezas es un muy buen base pero que ha ofrecido demasiadas demostraciones de su incapacidad de liderar a un equipo campeón. Unicaja tiene una pareja sensacional en la dirección, pero le supone un buen problema. Tienen que jugar juntos en pista, o lo que sea, pero un equipo que está a las puertas de hacer historia no puede prescindir de su mejor base, y de largo. Sería, es, y será una concesión muy frivola y que pueden pagar muy cara. Y lamentarla.

El Barçá estaba más allá de eso y demostró que quería ganar. Si en la defensa se construyeron los cimientos de la victoria, con Navarro se llegó al desempate. Vuela a los orígenes en la materia ofensiva. Ayer lo hizo todo, anotar desde cualquier posición y de cualquier manera. Con sus lanzamientos bombeados, con pasos cambiados, con su mano derecha, con su mano zurda, a la distancia y de tiro libre. Plásticamente o de forma ortodoxa. De cualquier forma. Imposible de defender ni de parar. Y si a esto añadimos la aportación de su sustituto, Grimau, dió la impresión que el equipo de Scariolo se mostraba superado por la situación. Anotaron 58 puntos y recibieron 80. Scariolo debió reflexionar que ocurrió. Supongo que el Barça despertó, y que para ello tuvo que rescatarse. La vuelta a los orígenes tendría algo que ver. En Málaga lo veremos.


La enésima temeridad del ente público



Fue ayer por la tarde en Teledeporte. Valga reconocer el esfuerzo de ofrecer los cuatro encuentros de cuartos de final de la Euroliga en la tarde de ayer. Y seguramente ninguna cadena se permitiría tal sacrificio. Pero lo que en principio era digno de alabar finalmente se volvió algo bochornoso. Estamos asistiendo en directo a un duelo muy igualado entre Maccabi y el CSKA de Moscú en La Mano de Elías de Tel-Aviv. Un encuentro muy intenso en defensa, con pocas canastas pero extremadamente igualado. Se trataba de un clásico del baloncesto europeo, la última final de Euroliga, los dos últimos campeones. Pues sinceramente lo que ocurrió no tiene nombre. Cortaron la retransmisión al final del segundo cuarto. Eso sí para ofrecer la eliminatoria española. Imperaría el interés general, pero no el sentido común. O se ofrece íntegro o si no se puede que no se ofrezca, porque lo que era una propuesta muy atractiva de seis horas del mejor baloncesto europeo quedó muy deslucida. Y más cuando todavía no se ha visto al primer finalista español en directo. Será porque son vascos...




Foto: En portada, Juan Carlos Navarro, en lanzamiento en suspensión frente a Carlos Jiménez.







Etiquetas: , ,

2 Comments:

At 8/4/07 12:48, Anonymous Molidevent said...

Gran capita , completamente de acuerdo en lo refernte al ente .

En cuanto al partido de basquet y sin base para opinar tacticamente , me gusto el compromiso de los cules .

No sé lo que pasara el Jueves pero sin duda el primer paso era jugar el tercer partido y creo que consiguieron que el Unicaja cogiera un poco de miedo ante el definitivo mach.


Saludos crac y espero leer la previa....

 
At 8/4/07 20:29, Blogger Capità Enciam said...

@molidevent,

visto el partido de hoy en Vitoria, recomendable ver la reposición mañana, creo que el Barça se presentará con la adrenalina inyectada al Martín Carpena. Favorito el Barça sin duda.

 

Publicar un comentario

<< Home