sábado, marzo 31, 2007

Cambios insuficientes, pero cambios al fin y al cabo



Ya se conocen los cambios que se van a imponer en la liga ACB la temporada que viene. Cambios insuficientes, pero, como ya dijimos desde estas líneas, lo importante no es lo que se decida sino la voluntad de cambiar las cosas. La intencionalidad. Aunque eso no significa que tengamos que aplaudir las medidas adoptadas. Ni tampoco criticarlas desde el anonimato, que sería lo plausible en estos momentos que se lanza la piedra y se esconde la mano. Creo que ha de valorarse en su justa medida los cambios que se proyectan. Y no sólo eso sino algo mucho más importante y que me temo que no se ha realizado. Reflexionar sobre las problemáticas de la liga regular. Ha faltado debate y sobretodo ha faltado algo mucho más importante. La democracia, o traducida y aplicada a lo que carece actualmente el baloncesto, el diálogo. La interactividad con el aficionado. No se le ha consultado o peor todavía, se han hecho cambios dando la espalda a la masa social. Se olvidan de uno de los vertices que compone el baloncesto. Y me temo que algunos confunden a este triángulo con una escala piramidal.

Todo lo positivo de la primera jornada se ha convertido en un dejà fait muy descafeinado. Si en la primera jornada se fue valiente, en la segunda jornada se ha optado por lo más sencillo, lo más conservador si lo prefieren. Cortar partidos de play offs e incrementar la simbología del primer clasificado de la liga regular. Cambios estériles y que no responden ni a las necesidades reales, ni a las inquietudes y ni siquiera a las espectativas creadas. Se ha optado por lo más sencillo y por lo más populista. O peor todavía, se ha actuado de cara a la galería y siendo incisivos en lo que ya funcionaba, pero enquistando más todavía las cicatrices de la competición liguera.

Lo más trascendente en la ACB es evidente que son los Play Off. Se puede considerar positivo el hecho que se recorte partidos en las eliminatorias de cuartos y semifinales. Se pasan de los 5 actuales a 3 encuentros con factor pista para el mejor clasificado. Las finales se harán al mejor de cinco partidos, y de ahí resolverá al campeón de la competición. El cambio es positivo, pero no se trataba de una necesidad real. La ACB no será más atractiva por reducir los partidos de las eliminatorias, pero si que ganaría en interés si se potenciara el resto de la temporada. La liga regular. Ahí la ACB daría un salto cualitativo interesante. Pero o no se ha querido reflexionar o bien se ha carecido de valentía. El dar la plaza de Euroliga al primer clasificado de la liga regular es innecesario.

Con este detalle se da valor al que queda como primer clasificado. Pero en toda la historia de la ACB, nunca, en los 25 años de su historia, el primero ha estado fuera de la Euroliga. Se da una plaza que deportivamente es obvia. Es más, nunca el primer clasificado a perdido a las primeras de cambio. Y sólo tres equipos han campeonado sin ser los primeros. El Barça, el TDK Manresa y el Real Madrid hace dos temporadas. En toda la historia de la ACB ser primero ha significado ser campeón de la competición y a lo sumo segundo clasificado.

Se ha querido dar mayor simbología el ser el primero de la competición. Pero es una simbología que no recoge las necesidades. El aficionado no quiere ver un líder valorado o reafirmado, sino que quiere tener otros alicientes. Y éstos, principalmente, se encuentran en la media tabla cuando se encuentran en tierra de nadie, lejos del título y lejos del ascenso. Faltan motivos y motivaciones y sobran muchos partidos que se convierten en intrascendentes, tanto en la primera vuelta como en la segunda. 34 partidos con el modelo actual son muchísimos. Ha faltado un análisis de lo que realmente es la competición. La liga regular. Insisto que hay que valorar la voluntad de mejora aunque todavía no se ha resuelto la verdadera asignatura pendiente de la competición, por lo que sólo se me ocurre un término para definir los cambios de la asamblea. Insuficiente.





Etiquetas:

7 Comments:

At 31/3/07 10:14, Blogger david said...

Hola Capi.

Muy bien escrito, a pesar de la hora que lo hiciste.

Efectivamente, veo los cambios como un poco estériles. No digo que darle valoración al primer clasificado de la liga regular sea malo (hasta lo veo bien). Pero me da la sensación que se han hecho unos cambios para cubrir el cupo de la reunión. Un "tenemos que hacer algun cambio... hacemos estos 2, que no influirán en la metodología de la competición, y harán mas atractivo el tramo final".

Pero lo dicho, será para el tramo final. ¿Y la bajada de intensidad de las jornadas posteriores a la Copa del Rey, donde se han borrado del mapa 7 de los 8 participantes? Aumenta mi parecer de apostar por la calidad vs. la cantidad. No me sirve tener 34 partidos en una temporada. Prefiero tener 26 y disfrutar de todos ellos, en vez de ver arrastrar por la pista a 9 jugadores cansados.

Mi conclusión sería reducir los 18 equipos actuales a 14 (lo sé, es muy drástico), pero saldría la temporada a 26 partidos, y hasta cuadrando el calendario con la FIBA se podría pactar un parón de 1 mes (vacaciones) al acabar la primera vuelta. En este parón, la primera semana se podría disputar la Copa del Rey, y el resto a descansar, reflexionar, corregir errores, fichajes (1 o 2 por equipo máximo), y afrontar el segundo tramo de temporada a tope... con sólo 13 partidos para lograr el objetivo (ya sea eludir el descenso, ya sea clasificarse por el Play-Off, ya sea descartar la liga e ir por una competición europea, o el supuesto fin de todos: ganar la fase regular.

Es solo una opinión, evidentemente...

Saludos!!

 
At 31/3/07 10:21, Blogger david said...

Pero claro, lo que propongo es una gran putada para los equipos pequeños que luchan año tras año por la permanencia y consolidarse en la primera liga estatal.

Lo que propongo es potenciar en intensidad una competición y dejarla a un nivel de "alta competición europea". Y quien no dé la talla, a descender (si queremos ONGs nos estamos equivocando de deporte). Esta última frase puede sonar muy déspota y arrogante, pero a la Euroliga sólo van los elegidos, y en la ACB también podría ser así.

 
At 31/3/07 10:40, Blogger Leon said...

Estoy de acuerdo en líneas generales, no hay cambios significativos. Personalmente prefiero los playoffs más cortos, son más peligrosos y ágiles. Pero bueno a 5 partidos también estaban bien. Como dices, el problema es la liga regular, ahí siguen sin pensar en nada. Y no sé si algunas de las propuestas que salieron en tu blog hace tiempo deberían haberlas debatido, como tener en cuenta los cruces en la fase regular para el resultado del play off o incluso premiar económicamente la clasificación de la fase regular, no sé. Otra vez se han ido cubriendo el expediente, parece no?

 
At 31/3/07 12:01, Blogger Capità Enciam said...

@david,

pasar de 18 equipos a 14 suena muy drástico, pero la propuesta es muy tentadora,ya que haría muy selecto el participar en la ACB.

Sólo lo veo posible si se hace de la LEB una liga mucho más competitiva.

@león.

Se ha cubierto el expediente, y a mí me ha decepcionado muchísimo. Esperaba más. Algo más valiente. Reducción a 16 equipos y dos play offs por título y por descenso. Eso hubiera sido lo más valiente visto, sinceramente.

 
At 31/3/07 13:47, Anonymous Daniel Arias said...

Decirme osado. Yo lo quvengo pensando hace tiempo es liga de 20 o 22 equipos, sin plaoff, y pontencias DE VERDAD, la LIGA EUROPEA
Asi, evitaríamos las fugas de estrellas al otro lado.
Decirme atrevido, pero es la solución que veo al Basquet Europeo.
Todos
Pedazo grupo el hijo de Marti, pero pedazo.En directo son muy atractivos.
Saludos

 
At 31/3/07 14:54, Blogger Capità Enciam said...

@daniel arias,

una liga europea no resuelve los problemas, actualmente se está jugando una euroliga con partidos cada semana durante ¿seis meses?

De todos modos, no nos engañemos, La NBA pese a ser la mejor liga del mundo no pasa por buenos indices de audiencia precisamente. Es más, creo que hasta no se transmite en abierto...

 
At 2/4/07 15:11, Blogger Gerard Agudo said...

El problema està que en potenciar la liga regular no es tan fácil como parece. Una de las maneras, acertada creo yo, ha sido la de la clasificación para la Copa. El problema viene como se comenta después de la Copa, però que más se puede hacer?

Y si es cierto, los dos cambios son para decir que se ha decidido algo.

 

Publicar un comentario

<< Home