lunes, abril 16, 2007

La semilla del éxito se planta en Girona




El CB Girona consiguió la FIBA Cup y sucede a la Penya como campeón de esta competición. Ya concretamos sobre este torneo y lo definimos como un título menor. Pero importante en el corto presente de la entidad. Este título debe estimular tanto a la sociedad deportiva como a la ciudad como ciudad de baloncesto. Ahora Akasvayu se trata del séptimo club español con título europeo y el tercer equipo catalán con palmarés europeo. En Girona saben que esto son los cimientos para fortalecer a la institución. Y ahora llega lo más difícil, saberlo aprovechar. El difícil reto de mantenerse en la cúspide. El reto que en su día tuvieron el Barça en los ochenta y el Baskonia en los noventa. El reto que no cumplieron la Penya en los años olímpicos o el Manresa en los últimos años de siglo. Llega el momento de no querer disfrazar ni de pervertir la realidad. Una realidad que consiste en evitar vivir de recuerdos y en ambicionar llegar más alto. Lo más difícil.

De la fase final de la Copa FIBA se extraen dos sensaciones. La precariedad actual de Estudiantes y de la Virtus de Bolonia. Europa dictamina que para ser campeón falta madurez en la pista. Aún quedan jugadores por contratar y/o pulir, consolidar apuestas competitivas y fortalecer un proyecto deportivo. Akasvayu cumple ahora con los requisitos y debe centrar su esfuerzo en un nuevo título europeo, la Copa Uleb. La Copa del Rey y la ACB actualmente se presentan muy caras, pero no imposibles, para la plantilla granate. Un nuevo título europeo relanzaría a Girona como capital de este deporte. Y en un territorio tan difícil donde conviven Barça y Penya.

La otra sensación tiene que ver con el mismo Akasvayu. Este título no lo han ganado los jugadores jóvenes, sino la vieja guardia. Este título recae en Girona porque tenía en sus filas a Ariel McDonald, a Gregor Fucka y al otro coleccionista de títulos como es Svetislav Pesic. Y a esto añadir la pseudoveteranía de Victor Sada que en el primer partido estuvo omnipresente. De todos modos lo mejor del Girona debe llegar de la mano de Marinovic, San Emeterio, German Gabriel, Bagaric y quién sabe si Marc Gasol por sus devaneos con la NBA. Si dependiera de esta fase final, el hermanísimo no merecería estar. No por los números, sino por la presencia y la madurez en la pista. Y este fin de semana ha decepcionado porque se esperaba de él algo más que el título. Marc Gasol debería haber luchado por ser el mejor de la fase final. Y fracasó en su intento. Quizás el único defecto de un fin de semana pletórico en Girona.




Etiquetas: ,

4 Comments:

At 16/4/07 16:32, Anonymous david said...

Efectivamente, suerte de los veteranos. De otro modo, ayer se los comen con patatas. Vaya nervios que había en la pista...

Pero bueno, primer titulo de la vitrina (no cuento las Copas Catalanas), y a por otro!!!

Este año había potencial de equipo como para abordar la ULEB. Sobretodo en la primera fase de la temporada. Espero que la que viene se planifique con entereza para todos los partidos, y que no vuelva a haber un bajón tan accentuado después de la Copa de Rey.

Decepción total de los medios con este título. Ya lo hablaré en otro momento, pero se les ha visto el plumero a casi todos!!!!

 
At 16/4/07 16:59, Blogger Capità Enciam said...

@david,

Cuenta cuenta, aquí no se permite hablar a medias tintas ... ;-)

 
At 16/4/07 17:51, Blogger Mcphisto said...

Pues me causó grata impresión el equipo ucraniano del que, debo decir, sólo conocía a El-Amin... Daba por hecho que el partido importante era la semifinal, pero viendo el resultado contra el Estudiantes, ya no sé que pensar...

Por cierto, felicidades por el blog.

 
At 16/4/07 18:46, Blogger Capità Enciam said...

@mcphisto,

bueno, hay más hombres, Radulovic y Guylas, pero fue una sorpresa que se cargaran a la Virtus.

Actualizo post.

 

Publicar un comentario

<< Home