martes, agosto 08, 2006

Josep Amat. El mecenas impaciente.







Llegó al CB Girona el año pasado. Su aparición en el baloncesto español supuso una mezcla entre ilusión y escepticismo en los aficionados a este deporte. Llegó con planes ambiciosos y novedosos en el baloncesto, un nuevo concepto de patrocinio consistente en la promoción de la institución a la que se patrocina para obtener mayor repercusión de la marca. En poco tiempo se benefició de ello, gracias a su aparición como patrocinador patrono del CB Girona tuvo acceso a negocios que ni siquiera en mucho tiempo hubieran conseguido. El fenómeno Akasvayu no sólo se entiende como un patrocinio deportivo, sinó más bien se entiende como una útil herramienta para establecer contactos con la clase política dirigente.



El patrocinio como en otras modalidades del marketing no sólo consiste en promover tu producto, sino que es un medio o bien para explicar los valores con los que la empresa se identifica o bien para enfatizar la imagen de sí misma. En este caso el patrocinio de Akasvayu, como de otros clubes ACB, es utilizado para mejorar la imagen de la empresa. Gracias al dinero de Akasvayu un equipo pequeño de baloncesto puede aspirar al título. Este hecho le produce mayor notoriedad de la que normalmente acostumbran a tener las empresas de promoción inmobiliaria. De hecho el señor Amat a los dos meses de anunciar el acuerdo de esponsorización reconocía haber amortizado la cantidad inicial invertida, unos 6 millones de euros. Este concepto de patrocinio no es patrimonio único de los Amat. Lo viene desarrollando la Benetton en Treviso y en España, TAU Cerámica con Baskonia, los Roig en el Basquet Valencia o en el Villarreal C.F o bien Polaris en el CB Murcia. El motivo de utilizar clubes de baloncesto se limita a que éstos por sí mismos no son suficientemente rentables, muchos sin el patrocinador pueden llegar al límite de la desaparición, véase el Valladolid hace unos días o el Lleida cuando Caprabo retiró el patrocinio. El hecho que una empresa posibilite incrementar la ilusión en toda una masa social no sólo puede hacer incrementar los beneficios económicos de la empresa sino obtener un beneficio intangible muy dificil de conseguir. La simpatía.


Gracias a la simpatía Akasvayu, fundada hace sólo 5 años se permite actualmente competir con gigantes como Don Piso, Sasi, Grupasa o Nuñez i Navarro a la hora de adquirir terrenos. De hecho actualmente, siendo una promotora de Barcelona ha centrado toda su actividad en promociones inmobiliarias en la provincia de Girona. De hecho se rumoréa que su beneficio se ha multiplicado por diez desde su irrupción en el baloncesto. Si económicamente la apuesta ha sido más bien positiva, ¿ qué es lo que le incomoda realmente al señor Amat? La apuesta deportiva la temporada pasada fue sinceramente un fiasco previsible. Cuando parecía que el proyecto se tambaleaba aparece la dimisión del presidente del CB Girona Enric Ametller, el despido del gerente Francesc Perarnau, se remodela la plantilla y se ficha ni más ni menos que a Pesic y a Maceiras. Todo apunta hacia una sensible mejoría, hasta que realmente habló Josep Amat. Ayer hizo unas declaraciones que se podrían encaminar a una futura presidencia del CB Girona. Criticó duramente al señor Perarnau acusándole de falta de información y de gestión nefasta en los últimos cuatro años. Sobre Raúl López comentó que se sintió defraudado por ofrecerle un contrato suculento sabiendo que estaba cojo y acusándole tanto a él como a Fran Vázquez de no asumir el liderazgo del equipo cuando por nómina les pertocaba.


Las declaraciones en sí son lamentables. Creo yo recordar que no fueron ni Francesc Perarnau ni Raúl López ni Fran Vazquez los que elevaron las espectativas en demasía. Presentaciones a la americana y presiones al consistorio de Girona para ampliar el pabellón Fontajau. Pretensiones de títulos y de espectáculo en una plaza donde el baloncesto generaba indiferencia en su territorio. De hecho ya se ha atrebido a pronosticar que ganarían la Lliga Catalana frente al Barça y al DKV esta temporada y que piensan quedar entre los 3 primeros para disputar la Euroliga. Da la sensación que el señor Amat no ha aprendido de los errores de la pasada temporada. La culpa son de los ausentes y gracias al patrocinador saldrá adelante. Pintan mal las cosas cuando se generan impaciencias, se toman decisiones erronéas y se desarrollan espectativas frágiles que pueden acabar con la inocencia de los aficionados del CB Girona. De momento se cuece la sensación de ser el equipo filial del Barça. Es su segunda temporada, en esta deben ofrecer una mejoría. Si la apuesta sale fallida todo lo conseguido se puede revertir. Y no hay nada peor que volver a la antipatía, quizás sea eso lo que le incomoda realmente.



PD: disculpad por la tardanza. Me ha sido imposible publicar antes por problemas técnicos. Para mañana Argentina y USA.



Etiquetas:

2 Comments:

At 8/8/06 22:11, Anonymous Molidevent said...

Excelente articulo . Afueraparte ya he comentado que sin ser un entendido en este mundo del basquet confio , y mucho , en los galones de Pesic.

Por cierto ¿ que tal el nuevo fichaje ?....

Saludos.

 
At 8/8/06 23:18, Blogger Capità Enciam said...

Sobre este fichaje me atrevo a vaticinar que puede ser una de las figuras de la temporada. Aunque en el último año no ha brillado mucho en el Fortitudo confío en que Pesic lo sepa aprovechar. Cobrara 1.6 millones por temporada. Una animalada.

 

Publicar un comentario

<< Home