miércoles, octubre 04, 2006

Las consecuencias del método Ivanovic

Image Hosted by ImageShack.us



Tres partidos oficiales y ya han saltado las alarmas. Y los debates. El Barça más encaprichado de su historia al invertir 22 millones de Euros esta temporada genera dudas y desasosiego. Actualmente en el entorno del club se ha instalado una calma tensa. Una tensa espera a saber como evoluciona el equipo en los dos próximos partidos. Hace apenas una semana se remarcó la importancia en el partido contra el Gran Canaria en el Palau. El calendario no ayuda y lo que se debería haber afrontado como positivo el hecho de empezar en Alicante y luego disponer de tres partidos en tu propia cancha seguidos (Sixers, Gran Canaria y Pamesa) la situación ha cambiado radicalmente, y si no hay un cambio de actitud de los jugadores pueden correr el riesgo de ser humillados a medio gas por los americanos y plantarse en el coladero de la Liga con un parcial de tres derrotas. Y luego visitar la cancha de Estudiantes....

A todo esto se le debe añadir el calendario de Euroliga, el desplazamiento a la pista del Pau Orthez en veinte días y la visita que nos hará la Benetton de Treviso con Angelo Gigli el 1 de Noviembre. Este es el mes que le espera a la plantilla de Dusko, más próxima a las festivales bandas musicales que refleja el maestro del cine yugoeslavo Emir Kusturica que al ejército de partisanos balcánicos que anticipábamos en verano. En esto va a consistir el mes de gracia que quieren conceder los aficionados más optimistas al comandante Dusko.

Es evidente que hay cosas que no se han hecho bien desde hace bastante tiempo en la sección de baloncesto. La sección carece de un proyecto sólido, un concepto de juego que perdure, Dusko como entrenador merece los respetos pero es evidente que no cuenta con los jugadores necesarios para cumplir sus directrices. Ante todo se ha buscado vincular a Ivanovic como el nuevo Pesic y no es así, Dusko es un Bozidar Maljkovic con menos experiencia, pero de ego parecido. La estrella es el. Debe contar con el respaldo mayoritario de las altas esferas del club para hacer crecer no sólo a la plantilla sino al club en sí. Para ello el club debe crecer en torno a jugadores disciplinados y sometidos a sus ordenes. De hecho bajo el metodo Ivanovic el juego debe girar en torno a Ukic, Basile, Grimau, Rodrigo de la Fuente, Trias y Marconato más los canteranos Montcasi, Xavi Rey y quizás si la cosa va fatal con Cheick Samb. La brigada disciplinada. Sin embargo debe hacer uso de lo que se denomina la bandada revolucionaria, focalizada en Navarro y Kakiouzis que son utilizados para evitar desastres mayores. Al margen quedan los nuevos, Lakovic, Kasun y Fran Vázquez los cuales falta por ver que posicionamiento adoptan.

Una vez clasificada la plantilla, falta por dictaminar los roles dentro de la plantilla. El papel de cada jugador en el partido. Y aquí a diferencia de lo establecido hay una tendencia de cambio. Los encargados en la dirección van a ser el fichado Lakovic y Basile. De Lakovic no sorprende puesto que es el mejor base de Europa, pero sorprende la decisión de Dusko de dar plenos poderes en la dirección a Basile. 31 minutos de los cuales repartió 6 asistencias y capturó cinco rebotes. Y fue básico para secar a los bases Berni Hernandez y Mous Sonko y al alero Quincy Lewis (2 puntos en el que viene a ser el sucesor en la ACB del genial Pete Mickeal). Basile como base ya lo pudimos ver ante la selección italiana, el puesto no supone una novedad en el jugador pero si se puede analizar como una posible tendencia de cambio.

Otro de los detalles, es que ni Lakovic ni Ukic, los teóricos bases de la plantilla llevan pocos minutos y pocas asistencias. En el caso del esloveno quisiera entender una falta de entendimiento, 4 pérdidas de balón. En el caso de Ukic, como ya se ha apuntado por varios participantes de este foro, Ivanovic buscará de él un complemento a Juan Carlos Navarro, rebotado, y que se caracterizó por cometer 7 pérdidas de balón a pesar de anotar 14 puntos.

Una vez encontrado al jugador que debe hacer de playmaker y de stopper hasta que aparezca el esloveno, Gianluca Basile, y producirse la mejoría efímera que puede ser la imposición del ritmo (en el Palau Basile tendrá la prueba de fuego con Marcus Norris, Avdalovic y Albert Oliver) falta por resolver la faceta ofensiva. En principio Ivanovic transmite el plan de la temporada pasada. El juego lo debe generar el perímetro y los hombres altos deben facilitar las incursiones mediante bloqueos a los defensores. Esa es la misión encomendada y observada en los partidos de Kakiouzis o Fran Vázquez, éste último lo cumple a la perfección) que posibilita las internadas o bien de Ukic o Navarro. De ahí que estos sean los que anoten con mayor facilidad, al aprovechar el espacio que les pueden ofrecer estos dos jugadores en la pista y que anteriormente lo aprovechaban el mismo Navarro y Shammond Williams.

Esta estrategia es la única que practica un equipo competitivo en la ACB. Lo que para unos es un recurso más del juego el Barça lo utiliza como modus operandi constante en esta faceta. El problema radica cuando el equipo con el que te enfrentas cierra los espacios en la pintura con dos pivots centrales estáticos, Kornegay y Larry Lewis en Alicante o Splitter y Peker en la Supercopa, o bien la combinación de uno estático y uno más dinámico que se conoce a la perfección los movimientos como ocurrió en Girona con Marc Gasol y Gregor Fucka. Esta estrategia se viene abajo al carecer de hombres fuertes en la pintura que también resuelvan la faceta ofensiva y que sólamente se limitan a acumular faltas, véase Marconato, y que impiden alternar los recursos ofensivos para los cuales se fichó a Lakovic como director jefe.

La cuestión defensiva quedó solventada por la imposición del ritmo. Pero no lo quedó en cuanto a la organización táctica en la pista. El equipo está desordenado todavía. El principal foco de conflicto es el metodo Ivanovic ya comprobado en varios partidos se centra en la imposición de una defensa individual en vez de una defensa zonal. Ivanovic es de la concepción balcánica de la presión a toda la pista y de utilizar marcadores por cada jugador. El foco de conflicto se encuentra en los espacios que ofrecen Kakiouzis por un lado y Rodrigo de la Fuente por el otro, una distancia entre jugadores que posibilita la finta por un lado de un jugador desequilibrante, Marinovic 12 puntos en Girona, Lucio Angulo, 8 puntos, 7 asistencias y 5 rebotes, en Alicante o cualquiera de los del perímetro ante el TAU en Málaga, 30 puntos entre Vidal, Rakocevic y House. Se concede muchos espacios para los hombres del perímetro. Por otra parte el espacio generado siempre provoca superiodidad númerica en la pintura al disponer estos equipos de dos efectivos frente a Marconato, uno arrastra y otro anota, de ahí que en Alicante Larry Lewis hiciera tres asistencias a su compañero de zona y de ahí que el ya considerado acabado Chuck Kornegay anotara 12 puntos. Hay que recordar el papel de Fucka en la venganza de Marc Gasol o el traje que nos hicieron Splitter y Fajardo para que la zona baskonista anotara 30 puntos en el partido de Supercopa. Lo único mejorado no obstante respecto a otros partidos ha sido la neutralización del ritmo frente a los bases contrarios.

Si bien la faceta defensiva quedó solventada frente a las medianías de Sonko y Berni Hernández, la faceta ofensiva se atasca por no disponer de mayores efectivos y mejores argumentos. Una de las soluciones se centra en situar a dos hombres en la pintura para igualar los efectivos y no quedar en inferioridad tanto númerica como física. El destinado de efectuar los bloqueos debería ser por envergadura en el perímetro Kakiouzis, actualmente lo hace Trias, y el destinatario de estas ayudas debería ser Ukic por disponer de mayor velocidad y ser el que mejor finta en el equipo. Otra necesidad es la de que uno de los participantes en la pintura sepa arrastrar a su defensor para ofrecer un espacio vacio donde se posibilite la anotación por penetración o bien la asistencia de Lakovic al pivot situado en el poste bajo, actualmente Marconato y que en teoría debería ejercer Kasun. Este recurso, como ejemplo para visualizarlo, es la trampa que le hacían a Marc Gasol de manera reiterativa en el Barça la temporada pasada y en los partidos de preparación de la selección española este verano. Una de las lagunas que el hermanísimo tenía. Un recurso que debería hacer por mobilidad Fran Vázquez y que actualmente lo desarrolla Kakiouzis sin éxito alguno.

Todo lo aportado no son explicaciones en la deriva a la que se somete la sección del Barça. Son consecuencias lógicas. Está claro que todo es mejorable. Los roles se deben repartir, si Lakovic o Basile en la base, Ukic o Navarro como escolta, Kakiouzis o Trias haciendo de Carlos Jimenez bien Chapu Nocioni como alero multifuncional para evitar el desequilibrio entre la pintura y el perímetro y Fran Vazquez como pivot móvil y Marconato en la pintura alternándose con Kasun y el fichaje de Gary Trent que fue anunciado a bombo y platillo por solobasket hace unos días. Es lógico que peor no se puede ir y todo lo que venga sólo puede tender a la mejoría. Motivos de escepticismo, el calendario que nos ha tocado, motivos para que los planes de Ivanovic se vayan al traste y se tenga la sensación de ver pasar otra oportunidad perdida.




Foto: Gianluca Basile, que se antoja imprescindible en los planes de Ivanovic.

Etiquetas:

2 Comments:

At 4/10/06 16:51, Blogger hoeman said...

Joder, menudo pedazo de análisis, capità, ante lo dicho poco más se puede añadir. Os sigue faltando el 3 defensor-bueno en ataque, a Trias no lo veo ahí.

 
At 4/10/06 17:39, Blogger Capità Enciam said...

Quizás me he excedido un poco. Aunque eran tantas las cosas a poner de relieve que me ha sido dificil resumirme.

Sobre el alero defensivo. Ciertamente a falta de uno tenemos a De la Fuente. Y así nos va. Recuerdo a uno que podría ir muy bien. Christian Drejer que estuvo ya en el Barça a las órdenes de Pesic y que precisamente ha sonado para el Akasvayu este verano.

 

Publicar un comentario

<< Home