domingo, julio 23, 2006

El Barça de los 80. ¿Un gran equipo, un mito o una leyenda?







Todos los grandes equipos, no sólo de baloncesto, en el momento de dar un salto cualitativo desde la mediocridad hasta la élite, han conseguido llegar hasta allí no sólo por casualidades, sino también por unas circunstancias tangibles. Bien sociales, económicas, o bien coincidir una generación expléndida de jugadores. O bien lo contrario, que los rivales no dispongan de jugadores talentosos para competir. En el baloncesto surgen equipos de la nada y que desaparecen con la misma facilidad, otros equipos sin embargo aprovechan su oportunidad y en sus aficiones se generan las inquietudes necesarias para poder situarse en la élite de manera permanente. El ejemplo del TAU, Unicaja o la Penya debe servir, estas sociedades han convertido sus periodos exitosos en parte de la identidad de cada institución, quitándole la categoría efímera que suelen acarrear estos periodos y otorgándole un carácter más bien tradicional. Han pasado de ser equipos secundarios a la exigencia de conseguir unos objetivos concretos. Una tarea nada sencilla y que sólo se consigue con varios años de trabajo.

La grandeza de la sección de baloncesto del Barcelona no surgió por casualidad. Hasta finales de los años 70 la sección permanecía instalada en la mediocridad, siendo el Joventut de Badalona el equipo que se disputaba los campeonatos nacionales con el Real Madrid. Todo cambió con tres nombres, Solozábal, Epi y De la Cruz. La grandeza del Barça se hizo alrededor de estos tres jugadores, a los que por justícia se deben añadir Andrés Jiménez, Chicho Sibilio y Audie Norris en menor medida. Un asíduo de este foro, Molidevent, me sugirió un post que tratara sobre Solozábal. Rápidamente accedí a su propuesta, pero junto a Nacho Solozábal merecen situarse esa fantástica generación de jugadores, gracias a ellos el Barça adquirió ese estatus de grandeza al que le corresponden a los equipos campeones. Esa grandeza que cuesta adquirirla pero aún es más difícil mantenerla. El periodista Martí Perarnau, todo un pozo de sabiduría y conocimiento de la materia deportiva, en su blog afirmó
" Los equipos míticos se construyen en la competición nacional, pero se coronan en la continental a base de repetir triunfos". Y la sección de baloncesto se hizo grande gracias a repetir triunfos año tras año pero sin conseguir el título que más merecía, el de campeón de Europa.

Ese equipo lo componían Solozabal, Chichi Creus, Epi, Costa, De la Cruz, Sivilio, Mike Philips, Xavi Crespo, Andres Jimenez y Audie Norris entre otros jugadores, y fue con Aíto García Reneses que dieron el salto cualitativo importante para confirmar su grandeza.En esta década el Barça se convierte en el dominador del baloncesto español al conquistar 6 Ligas 5 Copas del Rey, 6 Ligas Catalanas y 1 Copa Príncipe de Astúrias en España y 2 Recopas, 1 Korac, 1 Mundial de Clubs. Consiguió llegar tres veces a la Final Four, una contra la Banca di Roma y las otras dos contra el mejor equipo de todos los tiempos en Europa, la Jugoplastika. El baloncesto europeo tuvo la desgracia, o la suerte, de hacer coincidir a los dos mejores equipos de todos los tiempos por lo que ni ese equipo ni Aíto adquirieron ese punto de reconocimiento unánime que sí obtuvo la Jugoplastika de Malkjovic.

El equipo giraba en torno a las órdenes de Solozábal, sobre él dependían las posibilidades de la victoria, de Solozábal se le recuerda entre otras cosas, un triple en el último segundo que le arrebató una Copa del Rey en Valladolid al Real Madrid, con Jose María Aznar en el palco como presidente de Castilla León. 16 años en el Barça, 20 títulos oficiales. Es de justicia considerarlo el mejor base de todos los tiempos que ha jugado en el Barça. Record de asistencias y recuperaciones en play off, 29 y 46 respectivamente. Disponía de los requisitos del base total, gran defensor, hacía mover al equipo, disponía de la fuerza para penetrar en la zona y sobretodo se le recuerda por sus lanzamientos exteriores. El base total.

Epi. Considerado el mejor jugador europeo de baloncesto por L'Equipe en el año 1984. Vino de rebote a la disciplina del Barça, por imposición de su hermano Herminio que fichó por el Barça. De Epi se podría considerar un ejemplo de superación, de naturaleza torpe, tal como él se consideraba, a base de esfuerzo evolucionó. Si Solozábal era el que hacía mover el equipo, Epi se podría definir como el que se llevaba todos los elogios, con total merecimiento, es capaz de cargarse el equipo a la espalda en momentos complicados, un ejemplo de deportividad para todos. Lástima de no verle jugar en directo.

Audie Norris podría considerarse protagonista, de hecho, aún hoy día se le recuerda como el mejor jugador americano en aterrizar en la ACB. Le perjudicó su fragilidad defensiva, hecho que provocó que se disfrutara de su talento a cuenta gotas, siendo constantes los fichajes en mitad de temporada para sustituirle. Quien haya visto a Norris, yo no por supuesto, por cuestiones de edad, ha podido comprobar su fuerza bajo los aros y un enorme talento hasta entonces nunca visto en un jugador americano en Can Barça. Unos coinciden en que con Norris hubo un antes y un después. De hecho aún ningún americano ha conseguido consolidarse en el Palau, siendo constantes las decepciones. La sombra de Norris continúa siendo alargada a día de hoy.

Este equipo no sería considerado como tal sin no reconocer la labor de dos entrenadores, en primer lugar Antoni Serra, que fue quién estableció las bases de este conjunto y en segundo lugar Aíto, el artífice de hacer funcionar a esta sensacional máquina de baloncesto. Los métodos de Aíto fueron novedosos. Se desarrolló hasta las últimas consecuencias el concepto del baloncesto como juego colectivo. Tan novedoso como polémico, el equipo no giraba en torno a una estrella sino que la fuerza del conjunto residía en el equipo como tal. De Aíto recuerdo una vez hace diez años sentar al sensacional Arturas Karnisovas cuando disponía de diez minutos para batir un record de anotación en tiros de tres. Aíto no tenía concesiones hacia las estrellas, durante su estancia en el banquillo este aspecto fue motivo de debate.

A ese equipo se le recuerda o se le hace referencia por hacer saltar la bipolaridad del baloncesto español. Por trasladar los clásicos en el fútbol a las pistas de basket. Y sobretodo se le recuerda por haber sido los cimientos de una sección que veinte años después continúa permaneciendo en esa grandeza. Es un ejemplo del que por ejemplo deberían tomar nota los responsables de Akasvayu por ejemplo. El éxito es fácil de conseguir, crear un equipo grande es cuestión de tiempo, no sólo de dinero, ni tampoco de jugadores. La aparición del Barça en la élite del baloncesto español fue punta de lanza para consolidar el modelo de competición creado en 1985, la liga ACB. De hecho la mejor promoción que tuvo fueron los constantes duelos Epi Petrovic, Audie Norris con Fernado Martín, Solozábal con Corbalán. Los duelos Barça Real Madrid de finales de los 80 consolidaron la competición hasta situarse a día de hoy de las mejores de Europa y junto a ella consolidar el crecimiento de los dos equipos que han acompañado al Real Madrid y la Penya y romper esa bipolaridad, el TAU y el Barça.


Referencias:

En el blog de Ignacio se explicó una vez la trayectoria del Barça en los años 80

Etiquetas:

6 Comments:

At 23/7/06 15:15, Blogger Capità Enciam said...

Pido disculpas por realizar este post sin las referencias históricas de las que carezco. No ví nunca jugar en directo a este equipo y quizás haya caido en errores más propios desde el desconocimiento.

Este post ha sido complicado de escribir por esta dificultad. Se ha realizado a partir de personas que han disfrutado y han sufrido con esta generación. Pretendo con ello que cuestioneis mis argumentos y con vuestras aportaciones ampliar y debatir sobre este sensacional conjunto.

Un saludo

 
At 24/7/06 13:41, Blogger kantinu said...

No temas, el post es brillantísimo.Aunque discrepo de tu consideración a Solozabal como el mejor base de la historia del Barça. Fue un gran director de juego del mejor equipo de la historia del Barça. Pero el Palau nunca ha visto talento semejante al de Jasikevicius. Y creo que por muchos Lakovics y Ukics que traigamos, vamos a tardar en volver a ver.

Aunque te repito que el post me ha gustado mucho, te has dejado resañar la agresiva campaña anti-Aíto que tuvo que soportar la dirección técnica de este equipo, especialmente desde TV3 y Mundo Deportivo. Esto erosió el colectivo en algunas ocasiones, y enrareció el ambiente del Palau en otras, pero la generosa consecución de títulos han dejado estos extradeportivos apartados, afortunadamente, fuera de los libros de la historia.
En ellos quedará el Barça de Aíto como el mejor de la historia... y el que cambió el ciclo en el baloncesto español.

Saludos.

 
At 24/7/06 14:06, Blogger Capità Enciam said...

@Kantinu,

Tenía conocimiento de la agresiva campaña mediatica en su contra. Pero no tenía ni idea de que Aíto en sus inicios ya sufría esa campaña, la consideraba más cercana a los años 90. Gracias por ampliarla.

Jasikevicius es y será único. Un líder en la pista y fuera de ella, uno de los pocos jugadores que han disfrutado de la complicidad de un Palau entregado, pero Pesic gustaba tirar de la albañileria, desde Drejer, Nacho Rodríguez, Victor Sada en menor medida... Había que elegir entre Bodiroga y Jasikevicius, y desgraciadamente se eligió al serbio.

 
At 3/8/06 13:03, Anonymous Anónimo said...

Here are some links that I believe will be interested

 
At 9/8/06 10:33, Anonymous Anónimo said...

Here are some links that I believe will be interested

 
At 10/8/06 13:16, Anonymous Anónimo said...

Greets to the webmaster of this wonderful site. Keep working. Thank you.
»

 

Publicar un comentario

<< Home